Susana Díaz baraja el 2 de diciembre como fecha para adelantar las elecciones andaluzas

Susana Díaz, en un acto reciente en la sede del PSOE andaluz | ÁLEX GALLEGOS

El PSOE andaluz ya ha marcado una fecha en rojo en su calendario: el 2 de diciembre. Ese es el día que tanto los miembros del Gobierno andaluz como los responsables regionales del PSOE prefieren para que se celebren las elecciones al Parlamento de Andalucía. Según han confirmado varias fuentes e informado varios medios, esa es la fecha que maneja la propia presidenta, Susana Díaz, para adelantar la convocatoria electoral. El anuncio sobre el adelanto (o no) se tiene que producir en horas. Este martes expira el plazo para esa fecha. En caso de que finalmente la presidenta optara por no adelantar los comicios, los mismos se celebrarían “cuando tocan”, según las fuentes, en febrero de 2019.

Sin embargo, todas las fuentes apuestan ya por el 2 de diciembre por varias razones. La fundamental, que el Parlamento de Andalucía que resulte elegido de esas elecciones quedaría constituido antes de que acabase el año. Los parlamentarios se irían de vacaciones en posesión de sus nuevos escaños. Además, esta fecha aleja la convocatoria de las elecciones municipales. Hace cuatro años, Susana Díaz estuvo ochenta días pendiente de ser investida, con la duda incluso de una repetición electoral, ya que la cercanía de las elecciones municipales y los pactos para elegir alcaldes complicaron mucho las conversaciones, especialmente con Podemos e IU. Unas elecciones tan alejadas de las municipales (por meses, no obstante) alejaría este previsible problema.

No obstante, y aunque es la opción que no quiere prácticamente nadie de su gobierno ni de su partido, la presidenta no descarta tampoco que las elecciones se convoquen en febrero. Díaz tendrá que comparecer en noviembre en el Senado a petición del PP en la comisión de investigación sobre el caso ERE en Andalucía. Para esa fecha está previsto también que concluya el juicio político a los expresidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñán. Y la presidenta siempre quiso alejar de su horizonte estos dos hitos que pueden complicar la campaña.

De momento, la Junta de Andalucía ha engrasado toda la maquinaria previa a la convocatoria de las elecciones. El Consejo de Gobierno ha aprobado la segregación de municipios, una ambiciosa oferta de empleo público y el Parlamento ha aprobado leyes que Díaz consideraba claves como para poder optar a la reelección, principalmente la de Igualdad. Además, la maquinaria autonómica de promoción trabaja a todo gas y la presidenta multiplica su presencia en multitud de actos. Esta misma semana, sin ir más lejos, ha asistido a Biocórdoba.

En el PSOE cordobés, además, también se ha comenzado a trabajar a destajo en la confección de una candidatura. De momento, no ha trascendido nombre alguno, pero están previstas algunas sorpresas, según las fuentes. La propia Susana Díaz baraja anunciar algún fichaje para su equipo. Se ha llegado a hablar, como en 2015, del propio Diego Valderas, excoordinador regional de IU y vicepresidente en el Gobierno de Susana Díaz entre 2013 y 2015. Pero eso, de momento, es una gran incóngita.

Etiquetas
stats