Más sombras y menos granito para las calles y plazas de la ciudad

Dos turistas pasean por la Puerta del Puente | TONI BLANCO

En el Pleno del próximo martes, el ordinario de julio, se hablará, y mucho, de cambio climático. Ganemos e IU han consensuado una moción, que probablemente reciba el apoyo del PSOE y quizás del resto de grupos, para que el Ayuntamiento redacte una ordenanza municipal para conseguir una ciudad más preparada ante el calor, y para recuperar las calles y plazas haciéndolas respirables, con más zonas de sombra y menos granito.

En rueda de prensa, Amparo Pernichi (IU) y Rafael Blázquez (Ganemos) presentaron una moción que debe desembocar en una ordenanza. Sobre el papel, Pernichi defendió que ya hay parte del trabajo puesto en marcha. El objetivo, en pocas líneas, pasa por lograr que la ciudad pueda recuperar sus plazas y calles como zonas de “confort” en las que se instalen sombras suficientes y se luche contra un pavimento que provoque “islas de calor” como el caso del granito en determinadas zonas. Pero siempre con el consenso vecinal, ya que Pernichi explicó cómo hay zonas en las que los vecinos piden precisamente granito para mejorar su movilidad.

La moción plantea que la futura ordenanza contemple unas “condiciones mínimas” que permita “mejorar la habitabilidad y el uso social del espacio público”. Así, incluso se habla de la creación de “microclimas” en las plazas, parques y zonas de ocio de la ciudad, seleccionando un tipo de material de construcción y urbanización adecuados.

Así, se prevé la instalación en cada calle de una “cantidad mínima de arbolado de sombra” que contribuya a refrescar el ambiente. La instalación de árboles será “prioritaria” en los ejes de tránsito peatonal y en las llamadas “zonas de estancia”: plazas. También, se insta a estudiar la posibilidad de desarrollar lo que se ha venido en llamar “estrategias bioclimáticas” para el diseño del espacio urbano: sombras, “enfriamiento evaporativo, láminas de agua y fuentes”. Aparte, se incluye un capítulo para el uso sostenible del agua y también acciones para el “confort acústico” con el uso de materiales de rodadura en el pavimento y “barreras antirruido”.

Por último, la ordenanza se impulse directamente desde el Consejo Municipal de Medio Ambiente. La moción recoge ya algunas condiciones mínimas que deberá contemplar la ordenanza como el ámbito de aplicación, la apertura de procesos de participación para su elaboración, así como aspectos fundamentales para fomentar que la gente se sienta a gusto en la calle con la priorización del peatón frente al coche.

Etiquetas
stats