El Reina Sofía introduce mejoras para atender con mayor rapidez al paciente que ha sufrido un ictus

Profesionales referentes en la atención al ictus.

El Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba ha introducido en los últimos meses una serie de mejoras en la atención al paciente que ha sufrido un ictus. Concretamente, la Unidad de Neurología ha redefinido los circuitos para ganar tiempo y atender con mayor rapidez al paciente que ha sufrido un accidente cerebrovascular de estas características, una patología que en el hospital implica una media diaria de tres hospitalizaciones, 4.200 desde que se pusiera en marcha la Unidad de Ictus.

Tal y como ha indicado la Junta de Andalucía en una nota, los neurólogos referentes para la atención a esta patología, Roberto Valverde y Rafael García, han explicado que los cambios se concretan en el manejo del código ictus intrahospitalario, es decir, cuando el paciente llega a urgencias por sus propios medios.

“Estas personas, tras pasar por el triaje de urgencias, pasan al área de críticos para poder activar el código ictus a la mayor brevedad posible y evitar el riesgo de secuelas. Ya sabemos que tiempo es cerebro y que cuanto antes actuemos, mayor tasa de calidad de vida tendrá el paciente”, ha señalado Valverde.

En este sentido, García también ha recalcado la importancia de centralizar la atención ambulatoria de los pacientes con ictus. “Recientemente, hemos puesto en marcha una consulta monográfica específica de patología cerebral vascular para tratar y seguir a los pacientes con ictus que precisan una evaluación más específica”, ha dicho.

Tal y como ha proseguido, “se trata de una consulta donde se atienden los casos más complejos, lo que nos permite ofrecer una atención más personalizada y mantener un estrecho seguimiento de pacientes cuya recuperación es más lenta o presenta mayor dificultad”.

Estos avances se suman a las mejoras que la Unidad de Ictus ha ido incorporando desde su creación, hace ya cuatro años. En este sentido, destaca por ejemplo que el hospital fue el primer centro de Andalucía en ofrecer trombectomía las 24 horas, una intervención que se realiza unas 270 veces al año en este centro. Recientemente, el hospital también ha incorporado nuevo equipamiento clave para la asistencia a estos pacientes, como es un angiógrafo biplano que se ubica, además, próximo a la Unidad de Ictus a fin de ofrecer un tratamiento inmediato.

Estas mejoras ponen de manifiesto la capacidad de superación de los profesionales y el compromiso del hospital con la mejora continua, especialmente importante en la asistencia a patologías tiempo dependientes. Gracias a esta apuesta, el 65 por ciento de los pacientes que reciben tratamiento en el Reina Sofía pueden volver a ser independientes a los tres meses de haber sufrido un ictus.

DÍA MUNDIAL DEL ICTUS

Este sábado se conmemora el día mundial de esta enfermedad, que supone la segunda causa de mortalidad y la primera en mujeres. Los profesionales estiman que unas 120.000 personas sufren en el país un ictus al año y más de un 30 por ciento fallecen.

Por ello, según los neurólogos del Hospital Reina Sofía, es clave detectar los síntomas clave que nos indican que estamos sufriendo un accidente cerebrovascular, como son la cefalea intensa, problemas para hablar o pérdida de visión de forma brusca, desviación de la comisura bucal y pérdida de fuerza o de la sensibilidad en medio cuerpo. Ante estos síntomas es importante que llamemos al 061 y expliquemos los síntomas para poder activar el código ictus desde el primer momento.

Etiquetas
stats