Quince trabajadores murieron en Córdoba en 2021 en accidentes laborales

Yovana, mujer de Juan Manuel, víctima de un accidente laboral

Jobanna y su marido, Juan Manuel, tenían una “vida normal”. Él apenas llevaba un mes trabajando en una empresa de ajos y cebollas ubicada en Huertas Bajas, en Cabra, cuando en junio de 2021 sufrió un accidente laboral en el que falleció. Sobre él volcó una carretilla de 2.495 kilos y los servicios sanitarios no pudieron nada más que certificar su muerte. Sólo tenía 42 años, toda la vida por delante y una boda que celebrar. Este jueves, su viuda ha expuesto en Córdoba su experiencia vital con motivo del Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo.

Según los datos de la Asociación de Víctimas de Accidentes y Enfermedades Laborales de Andalucía (Avaela), en Córdoba fallecieron el pasado año 15 trabajadores y se produjeron casi 10.000 accidentes, 25 diarios. Con la voz entrecortada, Jobanna ha explicado la sucesión de hechos de aquel 15 de junio que le lleva a denunciar la falta de empatía de la sociedad y las trabas de la administración que sufren los familiares de las víctimas en accidentes laborales, a los que se suma el dolor por la pérdida.

En primer lugar, la mujer de Juan Manuel ha denunciado que “ninguna patrulla de la Guardia Civil ni responsable de la empresa” se personó en su domicilio, en el de su suegra o en el de su cuñada para informar del fallecimiento de su marido. Fue su hermana quien recibió una llamada del instituto armado, informado únicamente del accidente. No fue hasta las 23:00 de ese día, ha explicado, cuando tanto ella como los familiares de su marido supieron que había fallecido. En ese sentido, ha recriminado que la noticia fuera publicada por los medios de comunicación antes de que la supiera la propia familia.

En segundo lugar, ha recriminado el papel de la administración, “que aprovecha la coyuntura para hacer más complejo todos los trámites burocráticos, como el certificado de defunción, la pensión de viudedad o la solicitud de autopsia” ya que, ha asegurado, aún desconoce qué ocasionó el fallecimiento de su marido.

Asimismo, ha reprochado la falta de conciencia y de cultura preventiva de las empresas. “Me siento desilusionada porque los empresarios no miran ni se preocupan por el trabajador; somos números y necesitamos trabajar para ganarnos la vida, no para perderla. Me siento utilizada porque la sociedad no hace nada”. A este respecto ha comentado que el accidente de Juan Manuel se produjo sobre las 15:00 o 15:30, franja horario en la que su jornada laboral ya debería haber finalizado. Además, “ese día, ni había desayunado, ni comido y ni había bebido agua ni otros líquidos”. “¿Esto es normal en el siglo XXI en un país que se considera desarrollado? Para mí es difícil de entender.

Jobanna ha estado acompañada del presidente de Avaela, Miguel Cruz, que ha ofrecido datos a nivel global de siniestralidad laboral. En Andalucía, en 2021, se produjeron 257 accidentes diarios con baja, de los que tres fueron graves, y fallecieron 148 personas. Las causas de estos datos, ha explicado, radica principalmente en que “la prevención no funciona”. “Aunque la seguridad en el trabajo está considerada como un derecho, la prevención se percibe como un gasto y no como una inversión”.

Además, Cruz ha responsabilizado de estos accidentes a las “malas condiciones de trabajo, como la precariedad, la temporalidad, la subcontratación y las largas jornadas” y ha apuntado que una de las causas de enfermedad laboral está relacionada con el aspecto psicosocial, como son “el estrés crónico, la depresión y los problemas cardíacos”.

Por ello, el presidente de Avaela ha reivindicado más inspecciones de trabajo y ampliar los medios para los fiscales especializados en siniestralidad laboral ya que sus competencias, ha competado, se restringen únicamente a lo penal y no lo civil. Por último, ha pedido que las empresas apuesten por una formación de calidad en material de prevención de riesgos laborales y que el mercado erradique con la temporalidad.

Etiquetas
stats