Pastoreo por La Asomadilla para controlar el crecimiento de hierbas sin dañar el suelo

Ovejas en La Asomadilla.

Si es un asiduo del parque de La Asomadilla habrá visto que desde hace unas semanas, un buen rebaño de ovejas pasea por sus zonas más escarpadas hasta acabar en las llanuras. No se trata de paseos pastorales al uso ya que su presencia allí es algo más que un aporte a una imagen campestre.

Todo responde a un acuerdo gratuito, señalan desde la Delegación de Infraestructuras del Ayuntamiento de Córdoba, suscrito con un pastor cordobés. El objetivo es que el rebaño de ovejas coma todo lo que se encuentre a su paso, facilitando así el control de hierbas sin dañar el suelo, "además de controlar la vegetación espontánea para mantener una carga de fuego baja", apuntan desde dicha delegación.

El difícil acceso donde se encuentra esta maleza, los taludes, habría obligado a Infraestructuras a poner en marcha un proyecto de instalación de líneas de vida para asegurar la seguridad laboral de los trabajadores que habrían llevado a cabo el servicio de desbroce. En su lugar, Infraestructuras ha optado por esta iniciativa a la que se recurrirá dependiendo del pasto que crezca y de las zonas que interese limpiar.

La entrada y salida del ganado se está realizando desde el acceso habilitado desde la confluencia de las calles Madres Escolapias con Fuente de la Salud, así como desde cualquier otro punto de acceso establecido por el personal de delegación. Además, desde Infraestructuras explican que "las zonas de pasto se mantendrán en buen estado de conservación, sin que la visita del ganado o animales pudieran producir desperfectos, mermas o modificaciones que supongan menoscabo o deterioro de la misma, quedando en tal sentido limitado a que el tipo de ganado que se aproveche de tales pastos sea de la raza ovina o caprina y en número razonable, estando expresamente prohibido cualquier otro tipo de ganado".

Etiquetas
Publicado el
24 de agosto de 2021 - 06:00 h