Moreno Bonilla visita por primera vez Medina Azahara desde que es presidente de la Junta

Visita de Juanma Moreno al conjunto arqueológico Medina Azahara

Por primera vez desde que fue nombrado presidente de la Junta de Andalucía y bajo un sol -y unas temperaturas- de justicia. Juanma Moreno Bonilla ha visitado este martes el yacimiento arqueológico de Medina Azahara. Es la primera vez que lo hace desde que asumió los mandos de la Junta en 2019. Doce días antes de las elecciones al Parlamento andaluz, Moreno Bonilla ha querido acercarse hasta el complejo arqueológico, una de las joyas de Córdoba, para destacar lo que a todas luces es conocido: su grandiosidad.

Con más de 30 minutos de retraso debido a un Consejo de Gobierno de la Junta, y a una caravana provocada por el regreso de las carrozas que provenían de El Rocío, Moreno Bonilla ha llegado a Medina Azahara donde ya le esperaba una buena plana del PP cordobés, como son el alcalde de Córdoba, José María Bellido; la delegada de Cultura de la Junta en Córdoba, Cristina Casanueva; el consejero de Salud, Jesús Aguirre, y la delegada de la Junta en funciones, María Jesús Botella. La gran ausente ha sido la consejera de Cultura, Patricia del Pozo, quien sí ha visitado el yacimiento en varias ocasiones durante esta legislatura.

Para Moreno Bonilla, esta era la primera vez que pisaba la ciudad palatina como presidente. Anteriormente sí lo hizo en 2018 cuando, junto al entonces candidato a la alcaldía del Ayuntamiento de Córdoba -José María Bellido-, transmitió su apoyo a la declaración de Medina Azahara como Patrimonio de la Humanidad. En aquella ocasión, Antonio Montejo como director del yacimiento fue el encargado de transmitir a Moreno Bonilla algunas pinceladas de la historia que cuenta el complejo. Durante este martes, el testigo lo ha recogido quien hoy dirige Medina Azahara, Antonio Vallejo.

Tras una visita por el yacimiento, el presidente de la Junta ha ofrecido unas breves declaraciones en el museo que acompaña a Medina Azahara, donde únicamente ha respondido a preguntas institucionales, aunque lo que retumbaba entre los periodistas era conocer sus impresiones sobre el debate que protagonizó anoche con el resto de candidatos a las elecciones andaluzas. Moreno Bonilla se ha reservado hacer declaraciones electoralistas aludiendo a las obligaciones que impone la Junta Electoral de Andalucía, por lo que ha emplazado a los medios a hacerlo en los actos que tiene programados esta tarde en Córdoba como candidato a la reelección.

De Medina Azahara ha destacado ser “uno de los mayores tesoros de Andalucía y de Europa” al que le quedan aún “muchos secretos” por contar, “que hay que ir sacando de manera lenta”. “Cada vez que uno viene aquí”, ha asegurado, “hay una evolución, pero todo tiene su ritmo. La recuperación es intensa y no tiene vuelta atrás”, se ha referido en alusión a los tres proyectos de investigación que siguen en pie en el yacimiento. Estos son la plaza de armas, el edificio basilical y la medina oculta. Del primero ha augurado que “finalizará este año”, mientras que en el edificio basilical se trabajará hasta 2023. Sobre la medina oculta, el intervalo temporal se alarga hasta 2025. Moreno Bonilla también se ha referido al Salón Rico y “a la paciencia y al conocimiento de nuestros restauradores para reconstruir el Salón de Embajadores sin contar con referencia alguna”, aunque no ha informado sobre qué avances se están produciendo en la investigación.

Asimismo, ha manifestado que durante su legislatura se han incorporado 177 bienes al Catálogo Histórico de Patrimonio Andaluz, de los que el “90% se encuentra ubicado fuera de las capitales de provincia para dar vida a los pueblos”. De esta forma, el patrimonio histórico se convierte a su vez “en un elemento dinamizador y vertebrador del territorio”, siendo la cultura “uno de los pilares más importantes de Andalucía”. Ha llamado a la ciudadanía a “empaparnos de lo que es Andalucía y un buen sitio para empezar es Medina Azahara”.

Etiquetas
stats