Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Lee ya las noticias de mañana

La Marea Blanca grita en la calle contra “el deterioro intencionado a cara descubierta” de la sanidad pública

Manifestación Marea Blanca por la sanidad pública

Carmen Reina

0

Las organizaciones sociales, sindicales y políticas que componen la denominada Marea Blanca en Córdoba han salido a la calle en la mañana de este sábado para manifestarse en defensa de la sanidad pública y contra lo que consideran “el deterioro intencionado a cara descubierta” de este servicio esencial.

Desde la Plaza de las Tres Culturas, la protesta ha tomado cuerpo -integrada por unas 3.000 personas según datos de la Policía Local y de la organización-, con pancartas y mensajes de organizaciones y personas a título particular, llegadas desde la provincia y de la propia capital. “Nuestra nieta no tiene pediatra en Rute”, sostenían en su cartel unos abuelos, mientras un niño, cerca, mostraba su cartulina: “No me quites mi pediatra”, podía leerse.

Los promotores de la manifestación han apuntado que actualmente hay un millón de andaluces en listas de espera, pedir cita en un centro de salud se alarga más de dos semanas y hasta 20 días, la Atención Primaria está saturada, las Urgencias están colapsadas y los profesionales desbordados, sufriendo situaciones de precariedad laboral, según ha explicado la portavoz de la Marea Blanca en Córdoba, María Jesús Marín.

“Mercantilización de nuestra salud”

Asimismo, ha puesto el foco en la derivación de pacientes a la sanidad privada -“un millón de usuarios en 2022”-, y la previsión del gobierno de la Junta de Andalucía de destinar 734 millones de euros más a los conciertos con la sanidad privada.

“Es un deterioro intencionado a cara descubierta de la sanidad pública, es el desmantelamiento de la sanidad pública”, han criticado. Y han criticado “la mercantilización de nuestra salud”, mostrando que en informes recientes se señala cómo uno de cada cuatro andaluces ha contratado un seguro sanitario privado.

“Solo la sanidad pública puede salvarnos la vida sin pedirnos antes la cuenta bancaria”, ha dicho Marín, antes de que la manifestación convocada bajo el lema 'Nos quitan la Sanidad, nos roban la vida', avanzara desde su punto de partida hacia la avenida de América, avenida Gran Capitán, Ronda de los Tejares y concluyera en Plaza de Colón.

“Queremos una sanidad como la de antes de que empezaran los conciertos con la privada”

Desde la provincia han llegado integrantes de diversas plataformas locales por la sanidad pública, como desde la comarca del Guadiato en el norte o pueblos como Puente Genil, en el sur. El portavoz de la Plataforma por Su Salud del municipio pontanés, Antonio Baena, ha tomado la palabra en nombre de quienes en sus localidades ven “el deterioro de los hospitales, cómo se desmantela el de Puente Genil, cómo de mal está el de Montilla” y la falta de asistencia en los centros de salud.

“Estamos siendo marginados”, ha denunciado sobre la falta de servicio médico que cubra este derecho de los habkitantes de la provincia. “Es imposible que te den una cita con tu médico en dos o tres días, para que te vea un especialista hay una dificultad enorme. Falta inversión. Queremos una sanidad como la de hace diez años, como la de antes de que empezaran los conciertos con la sanidad privada”.

Mientras, también han estado presentes los máximos representantes de organizaciones sindicales y de partidos políticos que se han sumado a la manifestación. Vicente Palomares, por UGT, ha acusado al gobierno de la Junta de Andalucía de “destruir el pilart del estado de bienestar que es la sanidad” y de “estar jugando con la vida de las personas”, además de enfatizar la situación de los profesionales sanitarios “que se están dejando la piel y por eso no estamos peor”.

Desde CCOO, marina Borrego ha denunciado “el desmantelamiento de la sanidad pública a favor de la privada” y ha pedido al presidente de la Junta, Juanma Moreno, “que gobierne y deje sus cosas de partido” para atender a la situación de la sanidad pública.

Por parte de IU, Sebastián Pérez ha acusado al gobierno del PP en la Junta de “privatizar la sanidad pública, que está colapsando, con profesionales saturados”. “Venimos a decirle a Moreno Bonilla que la sanidad pública no es negociable”. Y desde el PSOE, Alberto Mayoral ha acusado a la Junta de destinar “millones de euros a la privada. Están vendiendo la sanidad pública”, ha dicho.

Manifiesto por la Defensa de la Sanidad Pública en Córdoba

A continuación se reproduce el manifiesto leído por la organización de la manifestación en Córdoba: 

La situación de la Sanidad Pública andaluza no cesa de empeorar. Nuestros recursos sanitarios siguen claramente mermados. La deficiencia de los mismos quedó de manifiesto con la pandemia COVID (2020-2021), que casi desbordó nuestro sistema sanitario, y que solo pudo solventarse gracias al tesón de los profesionales, presupuestos especiales nacionales y mediante la desatención temporal a gran parte del resto de otras patologías. Actualmente, tras una relativa recuperación de la crisis financiera y del fin de la pandemia, la situación de nuestra sanidad ha seguido empeorando: ahora mismo, la demora para consulta clínica en Atención Primaria llega en casos hasta los 14 días, la labor preventiva y comunitaria de los Centros de Salud está desapareciendo, unos hechos que son aún peores en las zonas rurales; las listas de espera para pruebas complementarias, consultas con otros especialistas y cirugía alcanzan niveles nunca vistos; en definitiva retrasos en el diagnóstico de las enfermedades y en el tratamiento a los enfermos. El enojo y malestar de la ciudadanía, y de los profesionales sanitarios maltratados y precarizados, son evidentes y están dando lugar a movilizaciones continuas por parte de colectivos ciudadanos, plataformas, mareas, organizaciones sindicales y partidos políticos.

Pero ¿cuáles son las razones que justifican esta realidad y quienes son los responsables actuales de esta situación? Desde 2019 gobierna Andalucía el PP. En este tiempo, este gobierno ha tomado dos decisiones fundamentales sobre nuestra sanidad. La primera ha sido no solucionar los déficits existentes, sino incluso incrementarlos. Por poner un ejemplo, cada año faltan más profesionales a pesar de que hay plazas vacantes, personal disponible y presupuesto para ello, causando así la diáspora de este personal. Este proceso continuado de destrucción programada ha llevado a que, en el presente año, por primera vez, Andalucía muestre los peores indicadores sanitarios de todas las CCAA.

 En segundo lugar, el gobierno de Moreno Bonilla está obsesionado con favorecer el trasvase del dinero de la Sanidad Pública a manos privadas, mediante externalizaciones, conciertos con centros privados (que resultan más caros y tienen peor calidad), falta de control del gasto farmacéutico (han suprimido las subastas y otros sistemas de control) y apoyo indisimulado a las empresas privadas. Ambas decisiones están relacionadas: primero se deteriora el sistema público, y cuando conscientemente se ha provocado el malestar, se propicia que, el que pueda, adquiera un seguro privado.  

Seguimos con el ejemplo de los hospitales de las extintas Agencias Sanitarias, HAR Puente Genil, Chare de Peñarroya-Pueblonuevo, y Hospital de Montilla, Hospital de Pozoblanco, donde cada vez se realizan menos inversiones, perdemos especialistas, tenemos quirófanos cerrados y, la población tiene que desplazarse a los grandes centros hospitalarios para ser atendidos o engrosar las listas de espera sanitarias, el caso del nuevo Hospital de Palma del Rio, de reciente apertura pero sin la dotación de personal necesaria para su puesta en funcionamiento al 100%, y la falta de inversión en la atención primaria donde nuestros centros de salud se quedan sin médicos de familia y pediatras, cerrando por las tardes en periodos de verano y navidad.  

Seguimos con datos facilitados por la propia Consejería de Salud de la junta de Andalucía, a 30 de junio de 2022, en la que nos encontrábamos con 58.293 personas en listas de espera sanitarias. Concretamente 44.455 para una atención de especialistas o pruebas diagnósticas, y 13.338 personas en espera para una intervención quirúrgica. Estas listas no reflejan la realidad, y ya podemos estar hablando de opacidad al no actualizar estos datos desde ese junio del año 22. Es un puro maquillaje, mucho nos tememos que esas cifras se hayan triplicado.  

Las organizaciones que apoyamos esta movilización consideramos que están ocurriendo hechos y existen ya bases documentales de sobra para poder afirmar que esta grave situación va a ser pronto constatable como aumento del tiempo de vida con incapacidad y de la mortalidad tratable y evitable en Andalucía. Por tanto, estamos hablando de calidad de vida y de la duración de vidas humanas. Estamos hablando de nuestra vida y de la de los nuestros.

Por todo ello, consideramos necesarias las siguientes medidas para recuperar la calidad y atención sanitaria que merece la ciudadanía tanto en Atención Primaria como en la Atención Hospitalaria.

  1. Tenemos que recuperar lo  recortado  en  los  últimos  años, incrementando  el presupuesto sanitario público del actual 15% al 25%, tanto para asistencia desde lo público, como para la dignificación y cobertura al 100% de las plantillas de profesionales de la sanidad pública. Es necesaria una financiación adecuada y sostenida en el tiempo con un aumento y consolidación del porcentaje del PIB andaluz dedicado a la atención sanitaria.
  2. Los Centros de Salud tienen que estar abiertos, accesibles, próximos a toda la población incluidas las zonas rurales, sin listas de espera, que den respuesta a la demanda asistencial de toda la ciudadanía con asistencia sanitaria presencial al 100%, fundamental para lograr una eficaz relación profesional/paciente y una atención de calidad.
  3. Se deben eliminar las trabas de acceso a pruebas diagnósticas y terapéuticas, tanto desde las consultas de Atención Primaria como desde la atención especializada en hospitales.
  4. Hay que recuperar a los más de 1000 profesionales perdidos en el último año, e incrementar las plantillas de todas las categorías profesionales de nuestros centros de salud y de los centros hospitalarios para dar salida a las elevadísimas listas de espera, quirúrgicas, de consultas de especialidades médicas y de pruebas diagnósticas. 
  5. Desde la sanidad pública se debe potenciar en su cartera de servicios gratuitos la atención en salud mental, bucodental y rehabilitación.
  6. Poner de nuevo en marcha la guía de programas en Atención Primaria, haciendo hincapié en la detección precoz de cualquier tipo de cáncer véase: mama, próstata, colon etc. Muchas personas padecen cáncer y desgraciadamente lo saben cuándo ya no es posible actuar
  7. Igualmente, instaurar los Consejos de Salud en las ZBS. Para poner en valor el trabajo de los profesionales y al mismo tiempo hacer participe a la ciudadanía en su gestión. Si existe en otras consejerías debe existir en esta.
  8. Ante la lacra de la violencia machista la sanidad pública debe potenciar la atención a mujeres víctimas de violencia machista desde los centros de salud.
  9. Es necesario aumentar el presupuesto sanitario para afrontar las necesidades asistenciales y el déficit en infraestructuras sanitarias en nuestra provincia. El ejemplo más preocupante lo tenemos en el Hospital Reina Sofía, donde nos encontramos con falta de espacios para dar salida a las necesidades de ampliación o creación de nuevas unidades asistenciales. Tenemos paralizado un nuevo edificio del Materno Infantil, el Hospital Los Morales está en estado de semi-abandono, el Hospital de Palma del Rio a mínimo rendimiento, Los hospitales de Peñarroya, Puente Genil se quedan sin especialistas, el hospital de Montilla sin servicio de Radiología y sin ampliación, el nuevo CARE de Lucena en espera y muchos de nuestros pueblos con consultorios o centros de salud en estado lamentable, sin espacios necesarios, y muchos de ellos sin urgencias.

 Por ello Las organizaciones y colectivos sociales, organizaciones sindicales y políticas que participan en este manifiesto nos sumamos a la manifestación convocada y   llamamos a la ciudadanía en general a acudir a protestar en todas las capitales de provincia andaluzas el 28 de octubre. 

NOS ROBAN LA SANIDAD, NOS QUITAN LA VIDA

SANIDAD PÚBLICA, GRATUITA Y DE CALIDAD PARA TODAS Y TODOS.

Etiquetas
stats