EDUCACIÓN PÚBLICA

La Junta de Andalucía suprimió 30 líneas educativas en los colegios públicos de Córdoba el pasado curso

Protesta en defensa de la educación pública en una imagen de archivo

La Consejería de Educación de la Junta de Andalucía suprimió un total de 30 líneas educativas en los centros públicos de Córdoba durante el curso 2021-2022. Son los datos oficiales a los que ha accedido el Defensor del Pueblo Andaluz, y que coinciden con las denuncias hechas por los sindicatos de enseñanza.

Para el Defensor del Pueblo, la supresión de líneas en los centros docentes públicos de Andalucía, “evidentemente, ha significado la disminución de la oferta de plazas en muchos de ellos”. Según los datos a los que ha tenido acceso el organismo que dirige Jesús Maeztu, en total, el número de líneas suprimidas netas en la Comunidad Autónoma andaluza durante el curso 2021-2022, en los centros públicos de Educación infantil y primaria ha sido de 239, lo que ha supuesto unas 5.975 plazas menos ofertadas para dicho curso.

La provincia más afectada fue Sevilla, con la supresión de 188 unidades , por las 68 nuevas que se crearon, con lo que el déficit con el que arrancó el curso fue de 120 líneas menos de Educación infantil y primaria que el curso anterior. En otras provincias, con cifras de supresión de líneas inferiores, también se observa una disminución respecto al curso 2020-2021: Cádiz tiene 47 unidades menos; Málaga 39; Córdoba 30; Huelva 17; Granada y Jaén 8 cada una de ellas. 

El Defensor del Pueblo Andaluz indica que el principal motivo de esta disminución en la oferta es la bajada de la natalidad de los últimos años, que implica una menor demanda. “Aun partiendo de esta evidente premisa, un importante sector de la comunidad educativa -al que nos sumamos- no ha dudado en criticar que no se haya aprovechado esta coyuntura por la Administración educativa para disminuir la ratio en las aulas”, sostiene este organismo, que añade que la disminución es “una garantía de una educación de calidad”, así como “una reivindicación histórica de los profesionales de la enseñanza”.

También recuerda que hubiera sido “una importante medida de seguridad para evitar la propagación entre los escolares de la Covid-19”, que en el pasado curso seguía provocando olas de contagios.

No obstante, el Defensor ha remarcado que la supresión de líneas “se ha realizado con estricta observancia de lo establecido”, y que, “en algunos casos -los menos- tras la finalización del plazo de presentación de solicitudes de escolarización, las Delegaciones Territoriales competentes, por necesidades de escolarización en las distintas zonas de influencia, han autorizado la reposición de líneas que fueron suprimidas en la inicial actividad de planificación”. 

No obstante, recuerda el DPA, “el temor expresado tanto por las familias, como por los propios centros, es que la supresión de líneas en los niveles de entrada al sistema educativo se traducirá en la eliminación progresiva de clases en los niveles superiores en los próximos años, lo que pudiera suponer, según expresan, la desaparición de algunos de los centros docentes”.

Etiquetas
stats