El invierno demográfico se agudiza en Córdoba

Córdoba sigue perdiendo habitantes. La provincia se ha dejado otros 1.605 vecinos en los últimos seis meses, según los datos provisionales del Instituto Nacional de Estadística (INE) a 1 de enero de 2022.

En concreto, el INE certifica que a 1 de enero de 2022 vivían en Córdoba 777.414 personas. Es la cifra más baja desde el 1 de enero de 2005, según los datos acumulados por el INE, que señala cómo Córdoba está perdiendo población a un ritmo intenso desde el año 2012, cuando alcanzó su máximo.

En concreto, se han perdido 1.605 habitantes entre el 1 de julio del 2021 y el 1 de enero del 2022. Pero en un año, la merma de población es de 3.722. Desde enero del 2012, cuando la provincia alcanzó su pico, la provincia de Córdoba ha perdido ya un total de 25.303 habitantes, unos 2.500 de media al año, por lo que el decrecimiento se estaría incrementando en este último ejercicio.

En los últimos 50 años, la demografía en Córdoba se ha comportado de manera desigual. En los años setenta, la emigración a otras partes de España y del extranjero por parte de trabajadores cordobeses produjo una pérdida significativa de población. El suelo se tocó el 1 de enero del año 1981. Entonces el censo señalaba que en la provincia de Córdoba vivían 721.446 personas. A partir de ese año, la provincia comenzó a crecer a un ritmo notable. Tanto que en el año 2012 llegó a contar con más de 802.000 habitantes. Pero la crisis económica y de natalidad provocó un nuevo invierno demográfico, que ha supuesto la pérdida de 25.000 habitantes en esta década.

Además, la población cordobesa está cada vez más envejecida. Por vez primera, la edad media de los cordobeses está por encima de los 44 años. En el año 2012 aún no había llegado a los 40 años. Sin embargo, los datos son muy diferentes entre hombres y mujeres. Así, la población masculina tiene una edad media de 42,6 años, frente a los más de 45 años de la femenina.

En este avance de población no hay datos aún por municipios.

Etiquetas
stats