La familias de los desaparecidos Paco Molina y Rafael Muriel celebran en Córdoba "un día que no debería existir"

Día de las personas desaparecidas

Las familias de los desaparecidos Paco Molina y Rafael Muriel han conmemorado este martes, en palabras de Isidro Molina, padre de un hijo ausente, "un día que no debería existir, pero existe": el 9 de marzo, Día de las personas desaparecidas.

Lo han hecho en el Ayuntamiento de Córdoba, donde una pancarta cuelga en la fachada lateral para recordar a esos ciudadanos ausentes, en paradero desconocido o desaparecidos sin causa aparente. Personas como Paco Molina, cuyo rastro se perdió el 2 de julio de 2015, o Rafael Muriel, desaparecido el 1 de septiembre del 2016 en el entorno del hospital de Los Morales.

El padre de Paco Molina, Isidro, ha recordado que cada año se ponen en España 30.000 denuncias por desapariciones. "Es un drama social y hay que darle visibilidad", ha señalado, acompañado de su mujer, Rosa, este martes en Córdoba.

"Lo importante es que siguen investigando"

Sobre la investigación sobre el paradero de su hijo, ha indicado que la última gran línea de investigación no está dando los frutos con la celeridad que esperaban, si bien considera positivo que esta pista -suministrada por un particular en el apartado de correos 30011, creado exclusivamente para este fin- haya abierto nuevas líneas, lo que ya es importante porque muestra que sigue vivo el interés en encontrar a Paco.

Mientras, Isidro y Rosa siguen pagando el móvil de su hijo, "el único vínculo" que afirman tener en estos momentos con él, y una posible puerta hacia nuevas pistas, si como dice el padre, algún día ese número se enciende o recupera la cobertura.

El caso de Rafael Muriel también está vivo. Su sobrino, Juan Jesús ha comentado que la investigación ha pasado de la Policía Nacional a la Guardia Civil, tras fijarse Adamuz como probable último sitio donde se vio al hombre, un vecino de la localidad, de 58 años y con problemas mentales. Su sobrino destaca que la última batida para localizarlo fue en diciembre de 2020 y que están esperando realizar una nueva en las próximas semanas por la sierra de Adamuz.

A su lado, Juan Muriel, hermano de Rafael, reconocía que "la esperanza nunca se pierde, aunque la espera es dura". Las pistas y las investigaciones no llevan la celeridad que uno demanda en una situación así. Isidro, por su parte, agradecía lo evidente: "Lo importante es que siguen investigando".

Una carrera ciudana por los desaparecidos

Ambos agradecían que el Ayuntamiento de Córdoba haya acogido la petición conjunta de Afadecor- Asociación impulsada por los padres de Paco Molina, desaparecido en Córdoba-, y de la Fundación Europea por las personas desaparecidas para conmemorar este día, instituido por el Congreso de los Diputados en 2010.

Además de la colocación de la pancarta, el Ayuntamiento aprobará en la sesión plenaria del jueves, la Declaración institucional de los gobiernos locales en solidaridad con las familias de personas desaparecidas (https://www.qsdglobal.com/declaracion-de-los-gobiernos-locales-en-solidaridad-con-las-familias-de-las-personas-desaparecidas-sin-causa-aparent/) adoptada en el seno de la Federación Española de Municipios y Provincias.

También se espera en Córdoba una amplia participación en la I Carrera Ciudadana por los desaparecidos, organizada para el domingo 14 y gestionada mediante la organización Dorsalchip  con todas las premisas de respeto a la normativa sanitaria vigente frente al Covid19 en la que participarán familiares de distintos puntos de la geografía española.

Etiquetas
Publicado el
9 de marzo de 2021 - 12:22 h