La donación de Amancio Ortega de dos equipos nubla el proyecto de protonterapia privada en Córdoba

Un centro de protonterapia.

El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, ha anunciado este martes que los dos equipos de protonterapia donados por la Fundación Amancio Ortega irán destinados al Hospital de Emergencia Covid-19 de Sevilla y al Hospital Regional Universitario de Málaga, concretamente al Materno Infantil. Esta donación nubla el proyecto de instalación de un equipo privado de protonterapia en Rabanales 21. La iniciativa cordobesa aún no dispone ni de los terrenos necesarios para la construcción de los búnkeres en los que se tiene que instalar este sistema. Fuentes del gobierno andaluz señalan que es "más que probable" que los equipos donados por Amancio Ortega entren en servicio mucho antes que el promovido en Rabanales 21.

Jesús Aguirre ha señalado, tras el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía, que la elección de ambos centros hospitalarios la ha decido “una comisión técnica formada por expertos en radiofísica, oncología, equipamiento, alta tecnología y gestión hospitalaria, que ha evaluado y seleccionado las ubicaciones idóneas basándose en criterios de accesibilidad, equidad, mejor aprovechamiento de recursos técnicos y humanos y viabilidad técnica de la obra”. El consejero de Salud y Familias ha resaltado que estos dos equipos “van a ayudar a Andalucía a contar con uno de los tratamientos más novedosos contra el cáncer”, recalcando que “permitirá tratar de forma muy específica determinados tipos de cáncer, especialmente en población infantil”. “Esperemos que de aquí a muy poquito tiempo podamos tratar a estos pacientes en nuestra Comunidad Autónoma con estos dos aparatos de protonterapia. Y también daremos servicio, como nos hemos comprometido con la Fundación Amancio Ortega, a Ceuta, Melilla y posiblemente la parte sur de Castilla La Mancha y la parte sur de Extremadura”, ha explicado.

El propio Consejo de Gobierno, hace solo dos meses, decidió considerar como de interés público la propuesta para la construcción de un centro de protonterapia en Rabanales 21. Proyectado en el Parque Científico Tecnológico de Córdoba Rabanales 21 con una inversión inicial superior a los 42 millones, el centro está promovido por Ceanprotep, una UTE (unión temporal de empresas) compuesta por Ceanprotep Investigación, Dulas Servicios Sanitarios y Mevión Medial Systems. La instalación está prevista sobre una parcela de 1.749 metros cuadrados con una edificabilidad de 2.448 metros cuadrados.

Desde la aprobación del Consejo de Gobierno, el proyecto no ha avanzado. La UTE debe hacerse con la titularidad del suelo para posteriormente encontrar financiación y construir este espacio. Su objetivo pasaba, principalmente, por que los tratamientos oncológicos de la sanidad pública de Andalucía fuesen derivados a este centro sanitario que se iba a construir. Los equipos donados para Málaga y Sevilla tan solo necesitarán de la construcción o adaptación de nuevos búnkeres en espacios sanitarios que ya están en funcionamiento en sus hospitales.

Además de estos dos equipos, la Fundación Amancio Ortega ha donado ocho más a otras siete comunidades autónomas por un valor de 280 millones de euros. Por su parte, la inversión de la Junta Andalucía en ambos proyectos alcanzará un total de 10,6 millones de euros, que se añaden a la aportación de la Fundación Amancio Ortega.

La protonterapia es una modalidad especial de radioterapia que utiliza protones en vez de rayos X o electrones, que permite una liberación más localizada de la radiación, lo que comporta una mejor distribución de la dosis y una menor irradiación del tejido sano circundante disminuyendo los efectos adversos tardíos en los órganos y tejidos que rodean al tumor y reduciendo el riesgo de desarrollar segundos tumores.

Etiquetas
Publicado el
24 de noviembre de 2021 - 05:45 h
stats