El campo cordobés reivindica en Madrid medidas para garantizar su supervivencia

Manifestación de agricultores, ganaderos y cazadores en Madrid este domingo | ASAJA

El campo cordobés ha acudido a la manifestación que este domingo ha tenido lugar en Madrid para pedir al Gobierno medidas que garanticen la supervivencia de este sector. Unos 80 autobuses han partido desde la provincia de Córdoba para participar en la protesta y pedir soluciones ante la grave crisis que están sufriendo. Bajo el lema 20M Rural. Juntos por el campo, los participantes exigen medidas ante los numerosos problemas a los que se enfrentan como la sequía, los costes desorbitados, la actual huelga del transporte y sus críticas a la ley del bienestar animal o a la legislación ambiental.

Los representantes de Asaja Córdoba, COAG, UPA Córdoba, la Asociación de Rehalas, la Federación Andaluza de Caza y Cooperativas Agro-alimentarias han participado en la manifestación, una protesta masiva con una asistencia “verdaderamente espectacular por la cantidad de agricultores, ganaderos y cazadores” que han asistido, en palabras del presidente de Asaja Córdoba, Ignacio Fernández de Mesa.

“Es natural porque es lo que se merece este Gobierno cargado de inútiles que busca la destrucción del campo, la destrucción de las familias que están en el campo y del sector agrario. Lo van minando. Esperemos que un día se termine esto y la agricultura vuelva a su sitio”, ha dicho al inicio de la manifestación.

Desde toda Andalucía, además del resto de España, agricultores y ganaderos junto a cazadores, ganaderos de bravo y decenas de colectivos del mundo rural se han sumado este domingo a la movilización del mundo rural convocada en Madrid en demanda de un “plan de choque valiente” que garantice “la supervivencia del campo andaluz”. A la protesta, convocada por la plataforma #20Mrural y que agrupa a todas las organizaciones agrarias representativas --Asaja, COAG y UPA--, entre otros, se han desplazado desde Andalucía “más de 400 autobuses, tres trenes-chárter y miles de vehículos particulares”, en lo que ha querido ser la delegación “más numerosa”.

Desde Asaja explican que reivindicarán “que cese el desprecio, la falta de respeto y el ninguneo con el que el Gobierno trata al sector agrario y ganadero de nuestro país” y que también instarán al Ejecutivo a que “apruebe con urgencia un Plan de Choque que permita la supervivencia de miles de explotaciones agrarias, hoy amenazadas por la peor crisis del siglo, fruto de una tormenta perfecta”.

Sus reivindicaciones van desde la petición de medidas urgentes para paliar la sequía, atender sus alegaciones a la reforma de la Política Agraria Común (PAC) y el aumento de los costes de producción por la inflación, ahora golpeados de nuevo por las derivadas de la guerra en Ucrania. Problemas para los que han vuelto a pedir soluciones en Madrid. “El hartazgo con la gravedad de la situación y la falta de respuesta del Gobierno ha llevado al campo andaluz a secundar masivamente esta movilización”, ha subrayado Asaja en un comunicado. La delegación andaluza es “la más numerosa de cuantas participan en esta movilización” y ha portado una pancarta de cabecera con el lema: “Por la supervivencia del campo andaluz”. Asimismo, los manifestantes de esta comunidad hanllevado pegatinas con un lema de apoyo y solidaridad con Ucrania y con los ciudadanos y agricultores ucranianos: “El campo con Ucrania”.

“La crisis más grave del siglo”

Los agricultores andaluces aseguran que padecen “la crisis más grave del siglo”. “El sector agrario está exhausto y al borde del colapso por la confluencia en un corto periodo de tiempo de una gravísima sequía --la peor desde la de 1992--, del incremento desmesurado de todos los costes de producción --gasóleo, plásticos, fertilizantes, semillas, piensos, fitosanitarios, electricidad...--, de una reforma de la PAC que recorta el apoyo al campo y equivoca sus objetivos y de unas políticas y una legislación que golpean directamente la línea de flotación de las explotaciones”, ha resumido Asaja.

“El campo no puede esperar. Necesita respuestas, y las necesita ya. Su supervivencia está en juego y así se lo haremos saber mañana domingo al Gobierno de España los miles de agricultores y ganaderos andaluces que junto al resto de colectivos del mundo rural participaremos en esta protesta histórica”, señalan desde Asaja-Andalucía.

La expectativa de los manifestantes es que el Gobierno “reaccione y que tanto el propio presidente, Pedro Sánchez, como los titulares de los ministerios de Agricultura, de Transición Ecológica, de Trabajo, de Consumo y de Hacienda reaccionen y pongan los medios necesarios para que los agricultores y ganaderos y el mundo rural puedan salir de esta situación crítica”.

Hace falta, apuntan desde UPA Andalucía, “un plan de choque valiente y urgente” porque lo que pretenden es que se pueda “seguir viviendo” de su actividad. “La soberanía alimentar hay que cuidarla, protegerla”, ha insistido, destacando entre esas medidas urgentes “un potente paquete de inversiones en infraestructuras hídricas que permitan el acopio del recurso”.

El Plan de Choque propuesto incluye muchas más propuestas. Entre ellas, la exención --“que no reducción”, han subrayado desde Asaja-- de los cánones de riego, la exención o “reducción significativas” de las cuotas a la seguridad social --“que no el aplazamiento”--, la reducción “significativa y suficiente” de la fiscalidad de la energía y los carburantes, la puesta en marcha de medidas ya aprobadas en la disposición adicional primera de la Ley de Mejora de la Cadena Alimentaria como son la doble potencia eléctrica en el riego y la bonificación de hasta un 35% y un 15% en la factura del gasóleo y en la de los plásticos y fertilizantes.

También, una normativa fitosanitaria “que responda a las necesidades productivas”, un desarrollo reglamentario de la reforma laboral “que se acomode a las necesidades del campo y contemple la temporalidad” y unos precios “justos y remuneradores” para todas sus producciones.

Respecto a la PAC, “con carácter inmediato deben flexibilizarse las actuales exigencias”, de manera que “pueda ser utilizado todo el potencial productivo de nuestras explotaciones”. En esta línea, Asaja sostiene que “en ocasiones, es necesario rectificar y corregir el rumbo, por lo que a raíz de los últimos acontecimientos, el Gobierno de España debe ir de la mano del Gobierno de Italia y lograr que la Unión Europea prorrogue la PAC actual hasta que la Comisión Europea tenga clara sus prioridades”.

“La función principal de los agricultores y ganaderos, la producción de alimentos, no puede quedar relegada a un segundo plano, y situaciones como la sobrevenida tras la invasión de Ucrania vuelven a ponerlo de manifiesto”, ha agregado, antes de enfatizar que “es importante contar con un Gobierno que nos apoye, o al menos, que no nos ponga zancadillas y no legisle en nuestra contra”.

Etiquetas
stats