Antihistamínicos al poder: El polen del olivo, en niveles máximos

Polen en Córdoba

La primavera cordobesa estaba siendo, hasta ahora, benigna para los alérgicos cordobeses, acostumbrados a pasar unos meses de estornudos y picos de ojos más que molestos. Pero la tregua de una primavera con poco polen producto de las lluvias escasas de verano parece haber llegado a su fin.

Según la Red de Aerobiología de la Universidad de Córdoba, uno de los puntales en la investigación sobre alergias al polen, vienen días difíciles para los alérgicos a la flor del olivo. Las últimas lluvias, ahora sí, han acelerado la floración del olivo y ha disparado las concentraciones de polen en el aire respirable. Toda la provincia de Córdoba está desde finales de esta semana en niveles muy altos. La predicción es que los niveles sigan en niveles extremos en todo el Valle del Guadalquivir y muy altos en toda la mitad sur de la Península.

La tregua, no obstante, la han dado los plataneros de sombra, presentes en muchas ciudades, como es el caso de Córdoba capital. Sus niveles de polen se han reducido de manera notable en los últimos días. Estaban comenzando a reducirse también los de las gramíneas, pero las lluvias de las últimas semanas han hecho que poco a poco se recuperen los valores y que la previsión sea que en los próximos días alcancen en el Valle del Guadalquivir y la Campiña de Córdoba niveles también extremos.

Por otra parte, también se observan concentraciones elevadas de polen de ortigas en la mitad oriental de Andalucía, pero de momento en niveles bajos en toda la provincia de Córdoba.

Etiquetas
Publicado el
1 de mayo de 2021 - 06:00 h
stats