Más de 1.500 ayudas al alquiler solicitadas hace tres años, denegadas por falta de presupuesto

Cartel de 'Se Alquila'

Tres años y medio después, la Junta de Andalucía ha terminado de resolver la convocatoria de ayudas al alquiler que puso en marcha en octubre de 2018, destinadas a personas en situación de especial vulnerabilidad con ingresos limitados y a jóvenes menores de 35 años. Desde su aprobación, de manera escalonada y con un gran retraso, la Junta ha ido resolviendo solicitudes conforme han ido llegando dado que la convocatoria no requería concurrencia competitiva. Sin embargo, la sorpresa ha sido mayúscula para quienes aún seguían esperando y han recibido la notificación de que su solicitud ha sido denegada por falta de presupuesto. En Córdoba, la cifra de solicitudes alcanza las 1.543.

Según informó la Junta, estas ayudas estaban destinadas a sufragar hasta tres años de alquiler de los solicitantes, siempre y cuando siguieran manteniendo los requisitos propios de la convocatoria. Además, el Gobierno andaluz dejó claro que, al tratarse de unas subvenciones sin concurrencia competitiva, estas se otorgarían hasta que se agotara el crédito disponible, que era de 57.143.793 euros. Fuentes de la Junta han señalado a este periódico que las solicitudes para estas ayudas ha sido considerablemente superior a las esperadas.

Esta cantidad se dividió de la siguiente manera: 52.838.793 euros de financiación estatal, con cargo al Plan Estatal de Vivienda 2018-2021, y 4.305.000 euros de financiación autonómica complementaria. En la provincia de Córdoba, el importe total de la convocatoria ha ascendido a 5.387.850,61 euros, siendo cerca del 93% aportado por el Estado y el 7%, por la Junta.

Esta denegación de solicitudes se ha comunicado días después de que se diera a conocer el último listado de ayudas concedidas en esta convocatoria en Córdoba a solicitudes registradas el 20 de diciembre de 2018, apenas diez días después de publicar la convocatoria. Para un mejor aprovechamiento de estas subvenciones, la Junta estableció tres grupos de población porque, aunque las ayudas eran de concurrencia no competitiva, la asignación sí tenía en cuenta los ingresos del solicitante. Así, se establecieron tres grupos, desde los que tenían una economía familiar más ajustada a los que gozaban de más ingresos.

El modo de adjudicación de las ayudas, por tanto, ha priorizado a todos los solicitantes del grupo 1 siempre y cuando presentaran su formulario en tiempo forma. Posteriormente, se ha ido atendiendo a los solicitantes de los grupos 2 y 3, que son los que se han quedado fuera debido al agotamiento del presupuesto.

Etiquetas
stats