Toda la Sierra de Córdoba estará protegida como parque natural

Imagen aérea del monasterio de San Jerónimo, en el corazón de Sierra Morena.

Toda la Sierra de Córdoba será parque natural. Ese es, al menos, el mandato del Parlamento de Andalucía que se retomará el próximo lunes 11 de septiembre en el Centro de Visitantes del Parque Periurbano de Los Villares. Ese día se constituirá una mesa de participación y diálogo a instancias de la Delegación Provincial de Medio Ambiente. Está previsto que a la mesa asistan alcaldes de la zona, agentes sociales y colectivos de los municipios que están dentro del ámbito de actuación.

La declaración de toda Sierra Morena como parque natural fue llevada al Parlamento de Andalucía por Podemos, tras una iniciativa popular que surgió en Córdoba. Sus impulsores demandaban que no tenía sentido que el parque natural de Cardeña-Montoro y el de Hornachuelos no estuvieran unidos. En el término municipal de Córdoba Sierra Morena perdía la protección de parque natural.

En el colectivo que reclama que la Sierra de Córdoba sea parque natural se integran los catedráticos de la Universidad de Córdoba (UCO) José Roldán Cañas y Bartolomé Valle Buenestado, el grupo de investigación de la UCO EtnoCórdoba y articulistas como Ángel Gómez Puerto o históricos del movimiento ecologista como Bartolomé Olivares.

Pero ya han surgido las primeras críticas. La patronal agraria Asaja ha rechazado esta medida de protección ambiental de la zona. Así, la organización asegura que la semana pasada el Comité Económico y Social Europeo (CESE) ha hecho público que la Red Natura 2000 sólo paga el 20% de la cantidad que debería a los agricultores. Además, estima que se necesitarían al año unos 10.000 millones de euros en la Red Natura 2000 para compensar a los propietarios por sus pérdidas o pagar los servicios especiales prestados para conservar los espacios.

"Precisamente, el buen estado de conservación de este territorio se ha logrado, a lo largo de los años, gracias al buen hacer de agricultores, ganaderos, selvicultores y propietarios rurales en general", señala Asaja, que asegura que "el estado de conservación de la zona es muy satisfactorio, no requiriendo de mayores rangos de protección".

Por ello, Asaja se opondrá "rotundamente" a que esta declaración de Parque Natural salga adelante, "de cara a evitar perjuicios a los propietarios ubicados en Sierra Morena, y para que la socioeconomía local no se vea frenada con ello".

Previamente a la constitución de la mesa, se van a mantener reuniones, en la Delegación Territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, con cada uno de los grupos que participarán en la constitución de la mesa, "con el objetivo de informarles sobre la hoja de ruta que se va a llevar a cabo", según ha señalado el delegado de Medio Ambiente, Francisco de Paula Algar. Asimismo, Algar afirmó que "para la declaración de un espacio como Parque Natural es conveniente que haya una iniciativa de la ciudadanía, para que el proceso de diálogo y participación tenga el consenso de la sociedad implicada y para que la iniciativa llegue a buen fin."

No obstante lo anterior, el delegado recordó que "la mayoría de la superficie que mantiene valores significativos naturales en la Sierra Morena cordobesa cuenta con figuras de protección, como las Zonas Especiales de Conservación y Parques Naturales (Sierra Cardeña-Montoro y Sierra de Hornachuelos), incluidas todas en la Red de Espacios Naturales Protegidos de Andalucía, Red Natura 2000".

Etiquetas
Publicado el
6 de septiembre de 2017 - 06:50 h
stats