Sientan en el banquillo a un joven acusado de pegar a su pareja ante la Policía y el juez le deja libre

Juzgados de Córdoba | MADERO CUBERO

El titular del Juzgado de lo Penal número seis de Córdoba ha absuelto a un joven acusado de agredir a su pareja delante de la Policía Nacional justo cuando fueron parados en un control antidroga. El juez considera que durante el juicio no ha quedado acreditada la acusación de los agentes, que siempre negó la joven. El acusado ha sido defendido por el abogado Emilio Gálvez Tendero.

El procesado, que carece de antecedentes penales, iba con su pareja el pasado 19 de febrero sobre las 12:40 por la calle Monseñor Juan Manuel Font del Riego de Córdoba en un vehículo cuando fueron detenidos por agentes de la Policía Nacional para realizar una inspección superficial en materia de drogas. “Una vez que fue cacheada la perjudicada y habiéndose encontrado algunos gramos de cocaína en su poder, el acusado, que se encontraba rodeado de policías, se dirigió hacia ella y sin que conste que tuviera intención de agredirla la rodeó, abrazó, o le dio con el brazo en la mejilla izquierda de su cara, lo cual motivó que se le cayera un pendiente que llevaba puesto”, detalla el juez en los hechos probados de la sentencia.

En ese momento, los agentes le acusaron de cometer un delito de violencia, aunque la mujer siempre lo negó. La Fiscalía solicitaba una pena de seis meses de cárcel y una orden de alejamiento de 18 meses. El chico y la chica siguen siendo pareja en la actualidad.

En su fallo, el juez considera como no probado “que el acusado golpeara con la intención de agredir a su pareja una vez que se le fue detectado una cierta sustancia de droga en su poder”. “Si bien es cierto que los agentes nos dicen ellos vieron perfectamente cómo el acusado propinaba una bofetada” a la chica “en el rostro, aunque en la fase de la instrucción no fueron tan contundentes, y sin poder dar explicación a las preguntas de la defensa en el sentido de la extrañeza que les ocasionó que delante de ellos fuera agredida una mujer”, afirma el magistrado,

“Tanto el acusado como su pareja, que sostuvo la dicha versión desde un principio, y sin que tuviera comunicación con el acusado en ese momento de la instrucción policial, nos dicen que en ningún momento hubo agresión sino que la joven se puso nerviosa y con la intención de arroparla el acusado la agarró o abrazó fuertemente produciéndole la caída del dicho pendiente, lo cual pudo perfectamente ser interpretado de forma errónea por los agentes policiales”, afirma el juez en su sentencia. Por eso, finalmente, ha decidido absolver al joven de la acusación.

Etiquetas
stats