La sequía obliga a desembalses de urgencia para regadío a partir de este fin de semana

Embalse de la Breña en mayo | MADERO CUBERO

La sequía ha empujado al campo a una situación extrema que obliga a desembalses de urgencia. Así lo ha aprobado esta semana la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, organismo dependiente del Ministerio de Agricultura, que ha autorizado liberar agua de en torno a cinco hectómetros para atender las demandas del regadío. La medida comenzará el próximo fin de semana.

La primera intención es atender las exigencias del olivar, otros cultivos arbóreos (entre ellos el naranjo) y las producciones hortícolas con cultivos como el ajo. Ante la ausencia de precipitaciones -y a pesar de la escasez de recursos- los responsables de la cuenca han preferido arriesgarse y atender las solicitudes de numerosos regantes que se encuentran en un momento crítico.

La medida es la guinda para un año hidrológico que está resultando mucho más seco de lo normal, con una media de precipitaciones en torno a un 14% inferior a la histórica. A ello hay que sumar que apenas hay escorrentías, pues han supuesto solo un tercio de la aportación media anual a los embalses. Esto ha supuesto que 2017 sea el cuarto año consecutivo en el que se reducen las reservas de agua en la cuenca, que actualmente se sitúan en torno al 31,5%. En Córdoba este porcentaje de agua embalsada se reduce todavía más hasta el 27,8%.

Si la situación sigue así, la Confederación ha hecho público una proyección de cuáles podrían ser las dotaciones a los regantes en función de las lluvias. A lo largo de todo el terreno bajo su jurisdicción se calculan restricciones que contemplan desde las más rígidas de tan solo 1.000 metros cúbicos por hectárea si el año se confirma como muy seco. En caso de ser solo seco, serán 2.000 metros cúbicos por hectárea, 4.000 metros cúbicos por hectárea ante un año medio y 6.000 metros cúbicos por hectárea ante un año húmedo. Hay que tener en cuenta que la dotación media aprobada en la pasada campaña fue de unos 4.800 metros cúbicos por hectárea.

Etiquetas
stats