La segunda ola de la desinfección de calles, vehículos y el reparto de mascarillas y gel

Desinfección en las calles de Lucena.

Tractores en la calle pulverizando líquido desinfectante, pistolas a presión para limpiar y desinfectar paradas de autobuses, zonas de juegos infantiles, calles y plazas. Son imágenes que quedaron en la retina en las semanas más difíciles de la pandemia del Covid-19 y que en estos días han vuelto a recuperar los municipios donde se han declarado altos números de contagios.

Lucena, Valsequillo o Belalcázar son algunos ejemplos de esas localidades cordobesas en las que el repunte de contagios de coronavirus ha sacado de nuevo a la calle los servicios de desinfección, en paralelo a otras medidas que eviten la propagación de los casos de Covid.

“Tras la segunda ola de la pandemia en la que nuestro país está inmerso, extremamos las medidas de prevención en la lucha contra el Covid-19. Cada mañana se desinfectarán todos los vehículos que entren o salgan de Valsequillo”. Este es uno de esos ejemplos que se ha seguido en esta pequeña localidad donde los contagios han alarmado a la población y que se anunciaba por parte del Ayuntamiento esta misma semana. Y en estos días se puede ver cómo los coches que llegan o salen del pueblo pasan por las pistolas desinfectantes.

En la misma línea, el Ayuntamiento de Lucena avanzaba esta semana que reforzaba la desinfección de calles y espacios públicos, “utilizando camiones cisterna y tractores con el objetivo de desinfectar todas las calles de la ciudad al menos una vez en semana”. La segunda oledada del Covid-19 ha traído a Lucena “una nueva fase de desinfección de calles con maquinaria especial y tractores que suplemente los habituales trabajos de limpieza de los espacios públicos”.

Belalcázar es otro de los pueblos cordobeses donde los vecinos han vuelto a ver las imágenes de operarios desinfectando sus calles. El ayuntamiento anunciaba el pase de “tractores pulverizadores para la desinfección de calles” este mismo lunes, como ya pasaran la pasada semana.

La desinfección de calles, plazas y mobiliario urbano susceptible de poder albergar el virus tras el contacto humano es una postal que ha vuelto a verse en estos municipios junto a otras medidas que se vienen repitiendo: entrega de mascarillas y reparto de gel hidroalcóholico, como ya ocurriera en las primeras semanas de la llegada de la pandemia al país.

En Valsequillo, por ejemplo, el ayuntamiento ha iniciado la entrega de “mascarillas quirúrgicas, mascarillas FFP2, gel hidroalcohólico y Aeroalcohol para todos nuestros vecinos”. Y, además, los más pequeños del municipio también tienen sus mascarillas adaptadas a su edad y con un guiño con su nombre bordado, para hacerles partícipes de estas medidas de protección para frenar los contagios.

Etiquetas
stats