El secretario mantiene sus dudas sobre el procedimiento de Cosmos

El secretario del Pleno habla con Pedro García | MADERO CUBERO

El secretario general del Pleno del Ayuntamiento de Córdoba, Valeriano Lavela, mantiene sus dudas sobre el procedimiento que está siguiendo la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) para evitar que la cementera Cosmos incinere (o valorice) residuos en su planta de Córdoba. Este jueves está previsto que se celebre un consejo rector extraordinario en el que se vuelva a analizar qué hacer con Cosmos, pero para ello tiene que estar redactado un nuevo informe del secretario (tal y como decidió el Pleno de este martes). Sin embargo, Lavela ha pedido informes a la Asesoría Jurídica del Ayuntamiento, por lo que es probable que no se acabe celebrando el consejo rector.

Además, las dudas sobre el procedimiento que se está siguiendo con Cosmos empiezan también a pasar factura en el seno del cogobierno. El PSOE, a través del concejal Emilio Aumente, ya manifestó sus reservas en el consejo rector que decidió seguir adelante con la innovación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) para evitar la incineración de residuos junto a zonas habitadas de la ciudad.

La clave de las dudas está en que no se puede "legislar contra una empresa", señalan fuentes próximas a la Secretaría del Pleno, y que no se puede anular una licencia concedida previamente a la modificación de la norma. Es decir, una persona no puede ser condenada si cuando cometió un delito éste no estaba contemplado en el Código Penal.

Valeriano Lavela ya firmó un informe previo al Pleno del martes que ahora apenas si va a modificar. En esencia, el secretario va a aportar la misma visión que podría provocar "inseguridad jurídica" en el cogobierno, sostienen las fuentes. La Gerencia Municipal de Urbanismo aprobó inicialmente una modificación del Plan General de Ordenación Urbana por el que solo se permite valorizar -término empleado para definir esta modalidad de obtención de energía- en terrenos no urbanizables y sin especial protección. La medida iba a ir acompañada con el proceso de iniciar el reordenamiento de Chinales Este, la misma zona del polígono industrial en el que se encuentra Cosmos.

Urbanismo inició los trámites de innovación del PGOU cuando arrancó el actual mandato municipal. Al hacerlo, suspendió cautelarmente la concesión de la licencia a Cosmos. La suspensión fue de un año, que cumplió en este mes de noviembre. Por eso, la aprobación inicial de la innovación del PGOU tiene que estar lista antes de que acabe el año: si llega el 1 de enero de 2017 y no se ha hecho, Cosmos puede pedir la concesión de la licencia (sigue teniendo la Autorización Ambiental concedida por la Junta) y la Gerencia menos capacidad jurídica para volver a suspenderla.

El reloj corre en Capitulares. La próxima semana hay dos fechas fijadas en rojo. Por un lado está la aprobación inicial de los presupuestos municipales, prevista para el jueves 29 en un Pleno extraordinario. Por otro lado está el caso Cosmos. El presidente de la Gerencia, Pedro García, anunció que el Pleno extraordinario se convocaría al día siguiente, el viernes 30. Final de año contra el reloj.

Etiquetas
stats