¿Un San Rafael pasado por agua?

.

Lo que vaticinaban los modelos meteorológicos, parece querer cumplirse. Hace días informábamos que lo que un día fuese un huracán de categoría 4, de nombre Nicole, podría acabar afectando a la península ibérica en forma de profunda borrasca atlántica según se acercase el 24 de octubre, día de San Rafael y festividad local por antonomasia. Parece que este año, como en otras ocasiones (la fecha es la que es), los tradicionales peroles de San Rafael podrían venir pasados por agua.

Finalmente el descuelgue del centro de la baja atlántica ha quedado más desplazada al oeste de lo que los modelos estimaban en un principio, lo que condiciona en dos variantes el tipo de frente que nos va a afectar. En primer lugar, la componente del viento, en lugar de ser Oeste-Este, será Sur-Norte, por lo que las precipitaciones que se puedan registrar tendrán un desplazamiento en el mismo sentido, lo que a priori suele dar situaciones de precipitaciones muy irregulares en el territorio. En segundo lugar, precisamente la localización del centro de la baja y el tipo de progresión que seguirán las precipitaciones, dejará a nuestra provincia en una suerte de tierra de nadie, donde podrían registrarse los acumulados más importantes del episodio en toda Andalucía, o donde podría pasar sin pena ni gloria durante tres días de tímido episodio otoñal.

Se espera que desde hoy empiecen a afectarnos desde el oeste de la región las primeras tandas de precipitación, que podrían ser localmente intensas, más probables en zonas de sierra. La zona noroeste de la provincia debiera ser la más afectada según medie el día, habiéndose activado el aviso amarillo por acumulados en una hora superiores a 15 litros.

En lo que respecta a la capital, las precipitaciones durante el sábado no deberían ser especialmente intensas ni prolongadas, más probables durante la tarde y en el paso a la madrugada del domingo. Será precisamente en dicha jornada cuando las lluvias se presentarán de manera más generalizada y copiosas por toda la provincia. No obstante, la Agencia Estatal de Meteorología, ha activado para la zona de Campiña el aviso amarillo por acumulados de hasta 15 litros en una hora hasta la tarde del próximo lunes, con una probabilidad de ocurrencia de entre el 40 y el 70 %.

Para la festividad de San Rafael, lunes 24 de octubre, el pronóstico no se muestra muy halagüeño a quienes quieran subir a Villares a preparar el sofrito del arroz, apuntando la jornada a agua durante buena parte del día. La dinámica, la misma que los días anteriores, precipitaciones aisladas pero de localización incierta. Por el momento los modelos no atinan a cerrar este episodio de lluvias, que una vez se nos despida, nos traerá, de nuevo, los “treintaytantos” grados al mediodía cordobés.

Etiquetas
stats