Sadeco se pasa a la economía circular, pero ¿eso qué es?

.

La empresa municipal de residuos de Córdoba Sadeco ha decidido dar un giro a su política de reciclaje y reutilización de residuos, y ha optado por seguir la marcha dictada desde la Unión Europea llamada, eufemísticamente, economía circular. Pero, ¿qué es la economía circular? Esta semana, el gerente de Sadeco, Francisco Javier Quijada, ha acudido a Bruselas con el objetivo de explicar lo que ya está haciendo la empresa y, sobre todo, de buscar fondos para lo que quiere hacer en el futuro.

La filosofía de la economía circular se puede resumir con la metáfora de la botella que un ciudadano tira a la basura, Sadeco recicla y consigue que vuelva a tener un uso, bien como botella o como otra cosa. Quijada explica que Europa tiene escasez de materias primas, pero “un potencial tremendo con sus residuos”. Es decir, que la basura se convierta en una materia prima, que se tome conciencia de que el mundo y sus recursos no son infinitos, y que o se reutilizan o se acabarán agotando. Por tanto: La economía circular es una filosofía de organización de sistemas inspirada en los seres vivos, que persigue el cambio de una economía lineal (producir, usar y tirar) hacia un modelo circular, tal y como ocurre en la naturaleza.

La Comisión Europea aprobó una normativa que obliga a que el 75% de la basura que se genere en el continente se recicle y tenga un segundo uso. A este porcentaje hay que llegar antes del año 2030. Según Quijada, a día de hoy Córdoba recicla el 65% de sus residuos municipales (que no industriales), por lo que se muestra confiado en alcanzar e incluso superar esa cifra dentro de 13 años. De hecho, Europa reclama que al vertedero solo se destine el 10% de los residuos que llegan a las plantas de tratado como la que tiene Sadeco en El Lobatón.

En Córdoba, la basura que se produce por cápita es de 40 kilos al día. No se asusten, domésticos son 1,2 kilos. El resto tiene que ver con la industria y con la minería. Desde Sadeco se piensa que prácticamente todos los residuos se pueden reutilizar, acabar produciendo otra cosa y favoreciendo, por tanto, la economía circular. Por eso, la empresa trabaja en el diseño de un ambicioso proyecto para el que necesitaría los fondos europeos (hay 5.500 millones de euros en toda la Unión para financiar estos proyectos).

Otro ejemplo: ¿qué hacer con un electrodoméstico averiado? ¿Arreglarlo o comprar otro? El proyecto de Sadeco prevé crear una especie de escuela de reparación donde todo pueda ser arreglado o las piezas del electrodoméstico averiado servir para otro nuevo. Esa es la esencia de la economía circular.

No obstante, en Europa hay otra alternativa que también recibe financiación, la famosa valorización de residuos. Es decir, quemar la basura para producir energía, tal y como quiere hacer Cosmos en su planta de Córdoba. Así, se establece una pirámide para acabar con la basura que pasa, primero, por no producir, después por reutilizar, en tercer lugar por la incineración y para acabar su depósito en el vertedero. Sadeco cree que en Córdoba se puede reutilizar el grueso de los residuos y evitar así la incineración.

“Creemos que todo puede ser reutilizable o reciclaje”, sostiene Quijada. Así, señala un camino: la creación de compost, de abono para un término municipal muy extenso, muy agrícola y “con una de las tasas de erosión más altas de Europa”. “Con estas medidas pensamos que de aquí a 2030 no vamos a tener de valorizar residuos. Incinerar no ha entrado en la política de la empresa ni antes ni ahora”, detalla el responsable de Sadeco.

El proyecto de Sadeco, aún por definir, pasa por la reforma del actual centro medioambiental de El Higuerón y de sus sistemas de reciclaje. Además, por establecer unos talleres de reparación de cosas averiadas y hasta la creación de una red municipal de trueque que contribuya a que lo que otros quieran tirar porque no les guste o no tengan sitio para ello pueda servirle a otros. Ese es el espíritu de la economía circular y para ello necesita el dinero europeo Sadeco.

Etiquetas
stats