La Ribera será peatonal los fines de semana y, tras una gran obra, ya para siempre

Vista de un coche pasando por la Ribera a través de la Puerta del Puente | MADERO CUBERO

La Ribera se peatonalizará de manera temporal a partir de este sábado todos los fines de semana. En una fase posterior, después de que se haga una obra de remodelación intensa, ya será peatonal para siempre. Este jueves, el concejal de Movilidad Andrés Pino ha dado a conocer las tres fases del proceso de peatonalización de Ronda de Isasa, entre la Cruz del Rastro y la Puerta del Puente.

La primera fase comienza este sábado. A las 11:00 de la mañana (entre 9:00 y 11:00 se permitirán los autobuses y la carga y descarga) la Policía Local instalará una valla en la Cruz del Rastro que impedirá el tráfico durante todo el Puente de Mayo. Solo podrán cruzar los vecinos con cochera en Ronda de Isasa y los taxis, a una velocidad máxima de 20 kilómetros por hora.

En esta primera fase, se tomará también una decisión ya irrevocable: todos los aparcamientos, salvo los de minusválidos y los de motos en Caño Quebrado, se eliminarán. Su lugar lo ocuparán los veladores de los restaurantes que se extienden por todo el acerado de Ronda de Isasa para dejar libre la acera. Los aparcamientos ya no se retomarán más y los comerciantes se han comprometido con el Ayuntamiento para rehabilitar, temporalmente, la zona, más rugosa, para instalar sus veladores.

Habrá una segunda fase, con una intervención del Área de Infraestructuras en Ronda de Isasa. El objetivo es arreglar los acerados y también pintar la calzada, para dar la impresión de que es una zona de preferencia peatonal, y se pierda el aspecto actual, de dos carriles de una carretera. En esa segunda fase se instalará una cámara ponemultas en la Cruz del Rastro, que sustituirá a la valla.

La tercera fase, que no será inmediata, será la obra. El Ayuntamiento tiene previsto remodelar toda la Ronda de Isasa y que tenga un aspecto muy similar al de la Puerta del Puente. Es decir, habrá plataforma única, con la eliminación absoluta del acerado y una reforma total de la calzada con el objetivo de convertir la zona en un paseo.

A partir de este sábado, los fines de semana solo se podrá entrar de 9:00 a 11:00 de la mañana a descargar. Los autobuses de Aucorsa también se verán afectados. Desde las 11:00 de la mañana ya no podrán circular por la zona ni el 3 ni el 7, que buscarán una alternativa.

No será la única intervención en la zona. El concejal de Movilidad avanzó que “no descartamos” que algún fin de semana se peatonalice también temporalmente la avenida del Alcázar. Pero de momento, seguirá como hasta ahora, con tráfico.

Etiquetas
stats