Renovarse o morir: reparar tu patinete eléctrico en Córdoba ya es posible

Tienda de bicicletas 'Coronel Bike' | TONI BLANCO

Hace un año, una usuaria de un patinete eléctrico se acercó hasta la tienda de bicicletas Coronel Bike para preguntar cómo arreglar el pinchazo que había sufrido en una de sus ruedas. Hasta ese momento, cruzarte con un patinete eléctrico por las calles de la ciudad era un hecho casi inusual. Fue a partir del tercer trimestre de 2018 cuando, según un informe de Idealo, la venta de estos patinetes se había duplicado con respecto a 2017. A partir de entonces, el propietario de Coronel Bike, Francisco Linares, decidió abrir las puertas de su empresa a un nuevo nicho de mercado: las reparaciones de patinetes eléctricos.

En esencia, Coronel Bike se dedica a la venta de todo tipo de bicicletas -urbanas, eléctricas o de carbono-, accesorios, ropa y repuestos, además de a la reparación. Tras la apertura a finales de 2013 de su primer punto de venta en Belmez, Coronel Bike inauguró su segundo comercio, esta vez en la capital -en la calle Cañito Bazán, 27-, donde ofrece el servicio de reparación de patinetes eléctricos.

Desde que decidió abrirse a este nuevo mundo, Linares confiesa que la demanda ha crecido exponencialmente ya que la reparación en taller escasea en la ciudad “y las únicas opciones es que el usuario compre la pieza rota y lo arregle en casa o, si tiene garantía, lo envíe al servicio técnico”. Esta última opción, señala, es la que más puede perjudicar al usuario ya que “impide que pueda hacer uso de su patinete durante un tiempo”.

Las reparaciones que más atiende son las de los pinchazos, seguidas de los cambios de baterías, cubiertas y cámaras. Los motores, por el contrario, son los elementos que menos han sido reparados ya que la calidad que se usa para estos patinetes “es alta”. En el caso de que el cliente disponga del recambio de la pieza que necesita ser reparada, “tan sólo debe traerlo a la tienda y únicamente se le cobra la mano de obra”, afirma Linares, que asegura que en la medida de lo posible siempre intenta trabajar con empresas españolas “y no pedir la pieza por Internet”.

Linares comenta que, además de la reparación, tener un contacto con el cliente permite ofrecer todo tipo de asesoramiento, tanto de cuidados del patinete como de precauciones que deben tenerse al manillar de este nuevo método de transporte. “Insisto mucho en que si van a usar el patinete, lleven un chaleco amarillo para que se vea porque a veces cuesta mucho, al igual que es aconsejable el uso de un casco para evitar accidentes”, concluye el propietario de Coronel Bike.

Etiquetas
stats