El regreso de José Antonio Nieto

José Antonio Nieto, en una visita reciente a Córdoba | TONI BLANCO

José Antonio Nieto es todavía secretario de Estado de Seguridad. Trabaja en un Ministerio del Interior cuyo titular está en funciones desde el viernes pasado, cuando prosperó la moción de censura de Pedro Sánchez contra Mariano Rajoy. Nieto seguirá en el cargo probablemente unos días más. Hasta que el nuevo ministro del Interior prometa su cargo y nombre a su nuevo equipo, Nieto seguirá en su despacho.

Su responsabilidad es una de las más importantes de un Ejecutivo. Bajo su mando están la Policía Nacional y la Guardia Civil. El día en que abandone el despacho, inmediatamente después tendrá que entrar el futuro secretario de Estado de Seguridad. O secretaria. Será entonces cuando Nieto regrese a la política local y regional. Y se resitúe, políticamente hablando.

Nieto es presidente de honor del PP de Córdoba. Tuvo que dejar su cargo y su escaño en el Congreso cuando fue nombrado secretario de Estado de Seguridad. Fue una exigencia de Juanma Moreno, presidente del PP andaluz. Un hombre, un cargo. Algo que nunca cumplieron María Dolores de Cospedal o Antonio Sanz, delegado del Gobierno en Andalucía que sigue siendo el presidente ejecutivo del PP de Cádiz.

El exalcalde José Antonio Nieto no tiene previsto dejar la política. Ni mucho menos. José María Bellido, el candidato a la Alcaldía, ya lo avanzó el lunes cuando se le preguntó por él: “José Antonio Nieto va a seguir siendo un referente en el PP de Córdoba y en el de Andalucía, porque el peso de las personas en las organizaciones y su liderazgo no los dan los cargos, sino la trayectoria que uno tenga”. Claro y transparente.

Nieto regresará a la política andaluza y provincial, aunque aún no se sabe muy bien de qué manera. Su liderazgo ya no es absoluto, pues tuvo que ceder la presidencia del partido a Adolfo Molina, que tiene total autonomía pero que es muy cercano también al propio Nieto.

Desde Madrid se da por hecho que Nieto regresará a la política andaluza. Se especula con que pueda encabezar la futura candidatura del PP de Córdoba al Parlamento de Andalucía. Incluso, en ese caso, que pueda estar en un cargo importante de los populares andaluces, aún por definir.

Nieto se trae de Madrid experiencia de gestión al más alto nivel (ha coordinado el operativo policial en Cataluña) y también excelentes relaciones nacionales. Muy próximo a María Dolores de Cospedal y también a Juan Ignacio Zoido, está también por ver el papel que ocupará el ministro del Interior en funciones cuando cese de su cargo. Zoido es juez en excedencia y tampoco ha dejado claro que quiera dejar la política activa pese al varapalo de la última semana. Nunca quiso liderar el PP andaluz, pero sí que se sintió muy cómodo en su ciudad, Sevilla.

Lo que está claro es que el cese del Gobierno provocará más movimientos a los de Nieto, que regresa a la ciudad con el pequeño equipo cordobés con el que se marchó a Madrid. En la Subdelegación del Gobierno, por ejemplo, Juan José Primo Jurado tendrá que abandonar un cargo que ocupa desde el año 2012. Primo Jurado ha sido el subdelegado del Gobierno (antiguos gobernadores civiles) más longevos en la provincia de Córdoba.

Etiquetas
stats