Regresa el jefe de la Policía Local con Rosa Aguilar

Salinas, en una imagen de archivo | MADERO CUBERO
Leopoldo Salinas, hasta ahora en Urbanismo, retorna en calidad de intendente mayor, el mismo cargo que el actual jefe, Antonio Serrano, aunque todavía no se han concretado sus funciones

La estructura de la Policía Local de Córdoba tendrá por primera vez en su historia dos intendentes mayores operativos. Leopoldo Salinas, el que fuera jefe de la Policía Local en la década de los 90 y en el primer mandato de Rosa Aguilar (1999-2004), retornará a sus funciones policiales tras casi una década en la Gerencia Municipal de Urbanismo, confirmaron fuentes del gobierno local y sindicales que señalaron que la fecha de retorno de Salinas será, probablemente, en la primera semana del próximo mes de octubre. Despacho ya tiene asignado, lo que aún no tiene son funciones, indicaron las fuentes que admitieron que se tendrá que realizar una modificación en el actual reparto de funciones de la estructura policial para darle contenido al puesto de intendente mayor, ya que Serrano seguirá siendo el jefe de la Policía Local, señalaron.

La vuelta de Salinas era un rumor desde hacía bastante tiempo en el seno de la jefatura de la Policía Local, de hecho ya se especuló con su retorno el pasado verano, aunque para que éste se produjese, lo había solicitado el propio Salinas tras concluir su periodo de adscripción en la Gerencia de Urbanismo, tenían que limarse muchas asperezas con la actual responsable de Recursos Humanos del Ayuntamiento, Antonia Luisa Sola, con la que Salinas tuvo unas pésimas relaciones durante la etapa de ésta en el gobierno de Rafael Merino. De hecho, nada más llegar al cargo Merino destituyó a Salinas como responsable del área de Seguridad. Posteriormente vendrían las polémicas por la convocatoria de la plaza de jefe de la Policía Local que Salinas llevó a los tribunales contra la decisión de Antonia Luisa Sola, ya que él era el agente con más alto rango del cuerpo y, en consecuencia, defendía que le correspondía el puesto.

La polémica en torno a Salinas continuó cuando Rosa Aguilar ganó las elecciones del año 1999 y, en cogobierno con el PSOE-que dirigía el área de Seguridad- restituyó en el cargo de jefe de la Policía Local a Salinas. El PP protestó esta decisión y acusó a los socialistas de apoyar a IU cuando ellos mismos habían denunciado a Salinas de ser el responsable de los desnudos a los que eran sometidos los detenidos en la dependencias policiales, uno de ellos “El Cordobés”, y que desembocó en una comisión de investigación en el año 94. Pese a ello, la vuelta de Salinas se concretó y se prolongó hasta 2005, cuando éste se marchó de la Policía a Hacienda y, posteriormente, a la Gerencia de Urbanismo desde donde ahora solicita su reingreso.

“Expectación” sindical

El retorno de Salinas es recibido con “expectación” por parte de los responsables sindicales Siplb y CSIF. Por un lado, por saber cuáles son las funciones que va a desempeñar y cómo se va a convivir en la jefatura con dos intendentes mayores, Serrano y Salinas, del otro los responsables de ambos sindicatos esperan que la incoporación de Salinas “sea para sumar” y no para añadir más tensión o problemas en el seno de la organización policial, para la que ambos sindicatos reclaman cambios, aunque asumen que no se producirán hasta que pasen las elecciones municipales.

En este sentido, Tanto Emiliano Martos (Siplb), como Rafael García (CSIF) coinciden en señalar deficiencias y carencias en el servicio del 092, y en concreto en la decisión de destinar a los motoristas a Seguridad dejando de lado las labores de tráfico que hasta ahora desempeñaban, Tanto Martos como García coinciden al afirmar que el sistema debe repensarse y tener unidad propia dentro de la estructura operativa. Junto a esto, Salinas vuelve en plena negociación de los cuadrantes operativos de 2015 y con el nuevo sistema de bolsa de productividad comenzando a definirse, con los consiguientes problemas.

Etiquetas
stats