Quirón, referente nacional en la corrección mínimamente invasiva de las deformidades de tórax

Instalaciones del  hospital Quirón |  TONI BLANCO

El Hospital Quirónsalud Córdoba es referente nacional en las intervenciones para la corrección mínimamente invasiva de las deformidades del tórax, que se produce en una de cada 1.000 personas, más frecuentemente en varones, según ha indicado el jefe del servicio de Cirugía Torácica del hospital, Antonio Álvarez Kindelán, pionero en la realización de estas intervenciones.

Según ha indicado la institución hospitalaria en una nota, el 'pectus excavatum' es una deformidad congénita de la pared torácica que consiste en un hundimiento del hueso esternón como consecuencia de un crecimiento anómalo de las costillas. En casos graves puede producir dolor torácico, sensación de dificultad respiratoria con el ejercicio, aumento de frecuencia cardiaca o arritmias.

El doctor Álvarez Kindelán ha indicado que el tratamiento quirúrgico “está indicado en casos que produzcan síntomas y en casos severos en los que el paciente quiere corregirse la deformidad”. Además, ha explicado que en pacientes jóvenes, hasta los 30 años, se realiza una técnica quirúrgica mínimamente invasiva mediante el implante de una barra intratorácica --Técnica de Nuss--.

Sin embargo, esta técnica no es aplicable a pacientes que superen los 30 años, pues la pared torácica ya no es moldeable porque los huesos son más rígidos que en pacientes jóvenes.

En estos casos, el servicio de Cirugía Torácica del Hospital Quirónsalud Córdoba ha incorporado una nueva técnica, también mínimamente invasiva, para la corrección del 'pectus excavatum', consistente en el implante de una prótesis de silicona diseñada a medida de la deformidad del afectado, a partir de imágenes 3D obtenidas de un TAC torácico preoperatorio. La prótesis, un elastómero de silicona, se amolda perfectamente al hundimiento del tórax del paciente y se coloca por debajo de los músculos pectorales.

Álvarez Kindelán ha resaltado que los resultados de la operación son “excelentes” y el paciente “solo requiere entre 24 y 48 horas de ingreso y se reincorpora a su vida normal inmediatamente, ya que el proceso es casi indoloro, con una percepción de cambio de imagen inmediata”.

Etiquetas
stats