Una quiebra que afecta a 500 familias cordobesas

.

La quiebra del grupo Byco, constructora del grupo Inberalia que levanta viviendas para varias promotoras inmobiliarias, entre ellas Inbisa y Neinor Homes, está afectando al futuro de unas 500 familias cordobesas. Inbisa tiene una promoción en Córdoba que está prácticamente acabada, en el barrio de Poniente Sur. Estas 500 familias dependen de diferentes pymes que se agrupan en casi 50 subcontratas que han trabajado en esta obra y que ahora se han quedado fuera.

Varios trabajadores de estas subcontratas han acudido en la mañana de este jueves a la calle Capitulares. En la puerta se han concentrado para pedir al Ayuntamiento la mediación ante una situación que los ha dejado en la más absoluta indefensión y con poca capacidad para reclamar la cantidad que se les debe. Estos trabajadores han construido prácticamente el 95% de esta promoción, pero no han cobrado 4,2 millones de euros que ponen en riesgo ahora la superviviencia de sus pequeñas empresas, como ha explicado a las puertas del Consistorio su portavoz, Manuel Coca.

Byco ha pedido el concurso en un Juzgado de lo Mercantil de Bibao. En plena cuarentena, el juzgado ha admitido el concurso y ha frenado la posibilidad de un cobro inmediato para estos trabajadores, que ahora se tienen que poner en la cola de la multitud de deudores que tiene este grupo.

El proyecto cuenta con un presupuesto de más de 17 millones de euros para la construcción de 166 viviendas. Las obras están prácticamente acabadas y estaban pendientes de entrega a finales del mes de febrero.

Los administradores concursales y los propietarios de la obra, que depende de Servihábitat, han encargado a varias constructoras la finalización de la obra, según ha explicado Manuel Coca. Los promotores han vendido el 60% de las viviendas y quieren concluir la obra para poder liquidar el resto. Mientras tanto, estos trabajadores no saben cuándo podrán cobrar.

Coca explicó que muchas de estas 50 empresas "van a tener que cerrar" ya que la deuda que les ha generado el impago les provoca un enorme problema de liquidez que afecta a esas 500 familias en total. Los promotores "nos remiten al concurso de acreedores y de ahí no vamos a ver un euro", lamentan.

Estos trabajadores acudirán también este viernes a la Gerencia Municipal de Urbanismo. "A las administraciones les pedimos que nos apoyen para que podamos llegar a un acuerdo" con los concursales.

Etiquetas
stats