¿Queda algún proyecto por repensar en el Ayuntamiento?

García y Ambrosio, en rueda de prensa | MADERO CUBERO
Los dos primeros meses del gobierno local ponen “en estudio” una larga lista de proyectos y prioridades del ámbito municipal que deben concretarse en cuanto comience el nuevo curso político

Setenta días y mucho que repensar. Desde hace poco más de dos meses, la expresión “en estudio” es tendencia en Capitulares. Todo es susceptible de revisión y, en la mayoría de los casos, de paralización. El nuevo gobierno local ha marcado una clara línea divisoria con la anterior gestión. El mensaje que se quiere transmitir es tan evidente que se ha materializado físicamente con el cambio de color corporativo en la sala de prensa y de comisiones. Las fotos ahora tienen fondo rojo, las estatuas no son 'bien recibidas', todo lo contrario que el caimán al cartel de la Velá de la Fuensanta, y además se hace necesaria una puesta a punto del patrimonio artístico municipal que llevará el cuadro de San Rafael al taller de restauración y al crucifijo fuera del despacho de Isabel Ambrosio.

Cambian las formas y también lo hace el fondo. Lo hace desde el principio con la paralización del proyecto de privatización del alumbrado, que se concretará en octubre con la devolución de los fondos comprometidos con el Deutsche Bank, o la paralización de la venta del edificio del antiguo Ayuntamiento de Gran Capitán, presupuestada en cinco millones por el PP, para acoger la Oficina de la Vivienda que, en caso de estar vacía, tributará un 50% más en el IBI en el proyecto de ordenanzas fiscales. Junto a esto, se ha dado por finalizado el conflicto por la cesión del Rey Heredia, retirado los cargos y restablecido el suministro de agua.

Cambian también las relaciones con la Iglesia y se revisa el listado de inmatriculaciones, que se concreta con la culminación del expediente de reclamación de la titularidad de la plaza del Pocito y una declaración de intenciones: “Vamos a reclamar todo lo que sea de titularidad municipal y no vamos a parar”. La consecuencia directa es la reapertura del expediente sobre el Triunfo de San Rafael, iniciado en el anterior gobierno local, para ver si hay algún rastro de titularidad municipal. De la Mezquita-Catedral, por el momento, se ha dicho poco aunque lo mismo se acaba llevando la polémica hasta el Vaticano, algo que -cómo no- está “en estudio”. La última ha sido poner encima de la mesa el número de actos programados por las Cofradías (330) y pedir que se estudie el número de recursos, humanos y materiales, que movilizan.

El otro gran mensaje es el de la municipalización de los servicios que, con el alumbrado por bandera, se extiende a la gestión del espectáculo de luz y sonido del Alcázar, con polémico informe incluido; el refuerzo de mecánicos -temporal, eso sí- en Aucorsa, la revisión de las posibilidades de nuevas contrataciones en Jardines o el anuncio de la convocatoria de 70 plazas para Bomberos y Policía Local que, siguiendo la tradición de a gobierno nuevo cambio en el modelo policial,modelo policial volverá a sus cometidos tradicionales y dejará de lado competencias de Seguridad Ciudadana para potenciar, entre otras, la regulación y gestión del tráfico.

De Movilidad también se ha hablado mucho en los últimos días con la reforma de las plazas de zona azul, vinculada a un aumento de aparcamientos para vehículos de dos ruedas y los usos peatonales en el entorno de Capitulares. El foco también se ha situado en las cámaras ponemultas y más exactamente en su enfoque, que quiere volverse menos recaudatorio y más educativo para evitar las quejas de turistas y el recuerdo que se llevan de su paso por la ciudad. Precisamente, el debate sobre la gestión Turismo acaba de saltar al panorama informativo con el anuncio de la liquidación del Consorcio de Turismo y la propuesta de un nuevo ente: el Instituto Municipal de Turismo, que estará centralizado en el Centro de Recepción de Visitantes que, por cierto, también ha vuelto a casa.

En cultura es, quizá, donde menos se han repensado las cosas. No obstante, la primera gran decisión que tomó el equipo de gobierno actual fue la de readjudicar la dirección de Cosmopoética, el festival internacional de poesía que se celebrará este otoño. Atendiendo un informe jurídico, la Junta de Gobierno Local optó por adjudicar la dirección a El Dispensario, que ya la llevó el año pasado, en detrimento de Eñe Multimedia, constituida como comunidad de bienes y que, por tanto, no podía concurrir a la adjudicación. No obstante, el equipo de gobierno ya ha anunciado que repensará también la dirección de Cosmopoética, y que cambiará el modelo.

LOS GRANDES PROYECTOS... Y CONFLICTOS

Y por si esto fuera poco, faltan las grandes repensadas que afectan a proyectos como la Ciudad Deportiva, sin duda el culebrón de este verano, que ya trasciende el terreno municipal y ha pasado al deportivo con el veto en el palco a Pedro García (IU) o la revisión del convenio de cesión del estadio, aparcada durante años y de ¿próxima? resolución. En estos dos meses el Parque del Canal ha estado más transitado que nunca con visitas de la constructora de la Fundación del Córdoba, siempre bien acompañados por la Policía Local, así como de los camiones del Área de Infraestructuras, en donde reposan los carteles que anunciaban un proyecto que, por activa y por pasiva, ya se ha dicho que no va a ir allí.

En esta lista, aunque con menor intensidad en el debate, están también el proyecto sobre el metrotrén y su redefinición como tren de cercanías que, según el gobierno local, no supone perder o despreciar la inversión prevista en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para la rehabilitación y puesta en funcionamiento de nuevas paradas. Junto a él, el mercado gourmet previsto en el Pósito de la Corredera y dotado con 1,9 millones en los PGE, que también se está valorando sin que se haya concretado si esta inversión es finalista o puede destinarse a mejoras en los mercados municipales.

Agosto está a punto de finalizar y con él, el periodo de estudio. Llega septiembre y los primeros exámenes: ordenanzas, presupuestos y, sobre todo, saber en qué se va a concretar todo lo que se está repensando. Trabajo hay.

Etiquetas
stats