El PSOE valora el Pacto de Toledo como futura “guía para una reforma del sistema de pensiones”

El portavoz del PSOE en la Comisión de Seguridad Social del Senado, el cordobés Alfonso Muñoz.

El senador del PSOE por Córdoba Alfonso Muñoz ha asegurado que la aprobación por parte del Congreso de los Diputados de las Recomendaciones del Pacto de Toledo servirá de guía al Gobierno central para las futuras reformas que hay que afrontar en nuestro sistema público de pensiones.

Muñoz ha recordado en un comunicado que “la Comisión del Pacto de Toledo ha instado al Gobierno de España, a que, en el plazo máximo de 3 meses, haga una propuesta sobre las jubilaciones anticipadas de aquellos trabajadores con largas carreras de cotización”.

Según el senador socialista, “una de las recomendaciones del Pacto de Toledo sobre las jubilaciones anticipadas de los trabajadores y trabajadoras con largas carreras de cotización es que la edad en la que se jubila un trabajador debe aproximarse tanto como sea posible a la edad ordinaria de jubilación legalmente establecida o sea, a los 65 o 67 años, según cotizado”, y ha añadido que “la

Comisión valora los avances para conceder una mayor relevancia a la carrera de cotización en la determinación de su cuantía“.

Igualmente, Muñoz ha subrayado que “según la Comisión del Pacto de Toledo, la jubilación anticipada sigue utilizándose a menudo como una fórmula de regulación del empleo” y ha señalado que “a juicio de la Comisión, esta práctica debe modificarse reservándose esta modalidad de jubilación a aquellos trabajadores que cuenten con largas carreras de cotización y que opten por acogerse a ella”.

Muñoz ha destacado que “desde primeros de enero de 2013 la edad de acceso a la pensión de jubilación depende de la edad del interesado y de las cotizaciones acumuladas a lo largo de su vida laboral” y ha añadido que “es necesario haber cumplido la edad de 67 años o 65 años cuando se acrediten 38 años y 6 meses de cotización”.

El senador socialista por Córdoba ha puesto de manifiesto que “desde el 17 de marzo de 2013, para acceder a una jubilación anticipada se exige tener cumplida una edad que sea inferior en dos años, como máximo, a la edad exigida que resulte de aplicación en cada caso, es decir, para 2021, a los 64 años o 63, dependiendo de si se ha cotizado más o menos de 37 años y 3 meses y además se exigirá acreditar un período mínimo de cotización efectiva de 35 años”.

Muñoz ha explicado que “paradójicamente, en el modelo actual, aunque a todos los trabajadores se les aplica el mismo coeficiente reductor sobre la Base Reguladora en la modalidad de jubilación anticipada, dependiendo de los años y base de cotización, el porcentaje en el que se ve reducida su pensión no resulta el mismo en la cuantía final suponiendo una mayor pérdida para las pensiones más bajas”.

Etiquetas
stats