El Cabril
Reclaman un plan para mitigar “los efectos negativos durante cientos de años” de El Cabril

Instalaciones de Enresa en El Cabril

La Asociación de Municipios en Áreas de Centrales Nucleares (AMAC) de España ha reclamado que se elabore un plan contra los efectos negativos del mantenimiento del almacenamiento de El Cabril en Hornachuelos (Córdoba). En concreto, los representantes de los municipios con centrales nucleares han reclamado “un procedimiento definido y claro sobre la toma de decisiones para la ampliación de El Cabril, que contemple un sistema de mitigación de los efectos negativos que supone albergar este almacenamiento durante cientos de años para el municipio de Hornachuelos”.

En un comunicado, AMAC hace referencia a los planes del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), que pasan por que el centro de almacenamiento de residuos radioactivos de El Cabril, en la sierra Albarrana de Hornachuelos, siga funcionando al menos hasta el año 2073, según las previsiones incluidas en el 7º Plan General de Residuos Radiactivos (PGRR). Este plan prevé que El Cabril se convierta en el principal centro de almacenamiento de residuos de muy baja, baja y media actividad de España. El plan de desmantelamiento de las centrales nucleares españolas tendrá a El Cabril como referencia para trasladar todos sus residuos salvo los de más actividad, que permanecerán en cada central.

Ante estos planes, la Asociación de Municipios en Áreas de Centrales Nucleares ha reiterado su apuesta por la construcción de un Almacén Geológico Profundo (AGP) como solución “definitiva y segura” a la gestión de los residuos nucleares en España. En este sentido, se muestra de acuerdo con el VII Plan General de Residuos Radiactivos presentado hace unos días por el Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico y para el que ha pedido el citado informe al CSN. 

Tras la reunión de la comisión directiva de la Asociación, compuesta por representantes de todas las zonas nucleares, donde se ha abordado el VII Plan General de Residuos Radiactivos (PGRR), AMAC señala que la estrategia de un Almacenamiento Temporal Centralizado (ATC) como solución a la gestión de residuos “ha sido superada por la realidad”. Asimismo, consideran que la existencia de instalaciones de almacenamiento de combustible gastado en todos los emplazamientos actuales por un tiempo ilimitado, en caso de no prever una solución definitiva, hipotecaría a las zonas de influencia. 

Por ello, la Asociación considera que la “única estrategia válida, que respeta todos los principios validados en los escenarios internacionales, es la construcción de un Almacén Geológico Profundo (AGP)”. La Asociación ha constatado la falta de concreción a qué tipo de medidas adicionales se refiere el VII PGRR cuando define los futuros almacenamientos individuales descentralizados previstos en la estrategia del plan. 

El presidente de AMAC, Pedro Sánchez Yebra, manifiesta que “esta solución definitiva y segura es la única que puede garantizar que la temporalidad de los almacenamientos intermedios sea una temporalidad realmente tasada”.  Además, señala que “España debe apostar por la construcción de un AGP como solución definitiva a este problema dentro de unos plazos realistas, lo más cortos posibles”, añade. 

Participación del mundo local en la toma de decisiones 

En esta línea, desde AMAC consideran que el Gobierno de España debe establecer, “de una vez por todas, sistemas de diálogo con el mundo local para favorecer la participación real en la toma de decisiones relativas a la gestión de residuos nucleares. Y más concretamente, al futuro emplazamiento del AGP”. 

Señalan que la implicación de las autoridades locales es imprescindible para garantizar la sostenibilidad política de las decisiones en materia de residuos nucleares. Y bajo esta premisa, “y por su carácter institucional, que ha mantenido y mantendrá en el futuro una política de colaboración con las instituciones del Estado y demás administraciones, en la búsqueda de la mejor y más posibilista de las soluciones”. 

Asimismo, AMAC reclama también un procedimiento definido y claro sobre la toma de decisiones para la ampliación de El Cabril, que contemple un sistema de mitigación de los efectos negativos que supone albergar este almacenamiento durante cientos de años para el municipio de Hornachuelos. E insta al Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico a la creación de un órgano de participación de los interesados en el seno de Enresa, tal como existe en el seno del CSN. 

Por último, los municipios de las áreas nucleares que integran AMAC consideran que existe un déficit de participación en los procedimientos de toma de decisiones y que debe realizarse un esfuerzo real para que la existencia de un almacenamiento de residuos radiactivos suponga una oportunidad de futuro para la zona de afectación.

Etiquetas
stats