Unos 3.000 cordobeses viven en pequeños municipios sin acceso a un buen internet

Una mujer se conecta a internet desde su móvil

2.881 cordobeses viven en zonas urbanas con un acceso a internet muy limitado. Esta es una de las conclusiones del informe que ha elaborado el sindicato UGT sobre la conectividad territorial en el que se critica que haya amplias zonas de España a las que no llega aún la fibra óptica.

En Córdoba, en concreto, son un total de 34 poblaciones (la inmensa mayoría aldeas) las que no tienen acceso a un internet rápido. Ese internet es el que tiene una velocidad de descarga de al menos 100 megas. Con una velocidad tan baja, muchos de estos vecinos, por ejemplo, tienen dificultades para ver streaming y, desde luego, para teletrabajar. Hay otras cinco poblaciones donde internet es especialmente lento, ya que no llega ni siquiera a los 50 megas. Ahí viven 1.409 cordobeses.

Los municipios con peor cobertura de Córdoba son poblaciones dependientes de otros núcleos más habitados. El más importante de todos no está en un enclave aislado en una sierra inaccesible, ni mucho menos. Los 800 vecinos de Ochavillo del Río apenas si pueden teletrabajar desde sus casas, ya que sufren una de las peores conexiones a internet de toda la provincia de Córdoba, según el informe de UGT.

Junto a Cardeña está también la Venta del Charco, una idílica población a medio camino de la Sierra de Andújar. Sus 153 vecinos también carecen de un internet ágil. Es más, ni siquiera llegan a los 50 megas de velocidad, algo muy limitante.

Los 171 habitantes de Las Navas (una aldea de Priego de Córdoba están en la misma situación, al igual que los 140 vecinos de Brácana (dependiente de Almedinilla) o los 140 de Nava. Su conexión es claramente insuficiente.

Algo mejor, pero no mucho, va la conexión en Dehesa del Cañaveral (Lucena) o la zona de Jarata en Montilla. Y lo mismo ocurre, entre otros, en Cañada del Rabadán, un núcleo de población que pertenece a Córdoba pero que está dentro de la provincia de Sevilla. O en Ribero de Posadas. La conexión es bastante lenta.

El estudio se ha elaborado en base al documento "Cobertura de banda ancha en España en el año 2020", elaborado por el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital con cifras del mes de junio del pasado año y publicado hace unos días. Este refleja que en 2020 había todavía un 10% de la población española que vive en zonas rurales que se quedan fuera de esa cobertura mínima de 30 Mbps solicitada por la UE. "Con los datos publicados por el Gobierno parece imposible cumplir con el objetivo marcado por Agenda Digital para Europa, por el que toda la ciudadanía debería poder conectarse a Internet a una velocidad de, al menos, 30 Mbps", recalca el sindicato.

Etiquetas
Publicado el
28 de mayo de 2021 - 05:30 h