El presidente de la 'república borriquera' de Rute vence al Covid-19: “Soy más duro que el coronavirus”

Pascual Rovira recuperado de coronavirus en la reserva de Adebo.

“Me he declarado a la muerte muchas veces, pero solo me quiere como amigo”. La frase es de Pascual Rovira, un ruteño ilustre, que acaba de superar el coronavirus, tres semanas de cuarentena y unos cuantos vaivenes de insulina -es diabético-, y que ya puede andurrear feliz en la mayor reserva de borricos de Andalucía.

Treinta años lleva Pascual convertido en el presidente de Adebo, que cariñosamente llama la República Borriquera, una casa-refugio donde se encarga del cuidado de decenas de ejemplares de la raza andaluza-cordobesa, y por donde han pasado varias celebridades como Camilo José Cela, José Saramago, La Reina Doña Sofía o la Duquesa de Alba.

Una reserva natural que durante semanas ha estado huérfana de padre, pues Pascual contrajo el coronavirus hace más de un mes y ha pasado un cuadro febril con subidas de azúcar que le obligaba a mantenerse aislado. Tres semanas en las que su hijo Kisco se ha hecho cargo del cuidado de los animales.

Aunque para Pascual no ha sido para tanto, reconoce que “el sustillo” se lo llevó. Aunque, al final, bromea con lo ocurrido: “Yo soy más duro que el coronavirus”. Tanto es así que nada más llegar a la reserva, lo primero que hizo tras abrazarse a su animales, fue grabar un vídeo de ánimo para todos y que recoge su particular sentido del humor.

Etiquetas
stats