Presentan la quinta querella por un caso de klebsiella tras el archivo del Fiscal

Plataforma de familiares de afectados por la klebsiella protestan en las puertas del hospital Reina Sofía. | MADERO CUBERO
La familia de una fallecida con la bacteria solicita la exhumación del cadáver para reconocerlo ya que se le impidió reconocerlo tras la muerte

La quinta querella por la muerte de un paciente con presencia de la bacteria klebsiella en el hospital Reina Sofía se presentó ayer en los juzgados de Córdoba. La denuncia la ha presentado Rosario Bedmar, cuya madre, Rosario Martinez falleció el 10 de abril de 2014, menos de un mes después de ingresar por una afección cardiaca y de ser intervenida quirúrgicamente. La denuncia va dirigida contra el jefe de la Unidad de Gestión Clínica de Cirugía Cardiovascular, como el jefe de Medicina Preventiva y el entonces director gerente del Hospital y actual gerente del SAS, José Manuel Aranda. Según la querella los hechos podrían ser constitutivos de un delito de homicidio imprudente.

La klebsiella es un germen que se puede encontrar presente en la flora intestinal y que, de manera muy excepcional, en pacientes en situación crítica, con estancias prolongadas y/o en tratamiento con antibióticos, puede cambiar y originar un patrón de resistencia al tratamiento.

“Mi madre salió bien de la operación, pero días después empeoró y terminó falleciendo. Nos dijeron en el hospital que tenía el bichito que es como llaman a la bacteria, pero luego supimos que no tenía solo la klebsiella, sino que tenía hasta cinco otras bacterias”, se quejaba ayer Bedmar en la puerta de los juzgados.

“Es un hecho incontestable que las infecciónes de la señora Martínez de la bacteria Klebsiella Pneumoniae multirresistente, Pseudomonas Aeruginosa, Staphyloccocus Haemolyticus, Sthenotrophomonas Maltophilia, Cándida SP y Toxina Clostridium Difficile A-B, se producen en el Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba dependiente del SAS, cuando estuvo ingresada a partir del 17 de marzo del 2014 hasta su muerte”, señala la querella.

La querellante critica que en ningún momento la dejasen a ella ni a sus hermanos reconocer el cuerpo de su madre fallecida ni en el traslado ni en la morgue del hospital. Por ello, en la querella piden que se proceda a la exhumación del cadáver para que se le examine y, si es necesario, se realicen exámenes genéticos con el fin de determinar que es su progenitora.

Además, se pide interrogar a los querellados en calidad de imputados y tener acceso a la historia clínica de la fallecida, a los consentimientos informados que se firmaron mientras estuvo ingresada la paciente y de los protocolos de vigilancia y control de infecciones que se aplicaron con ella para prevenir infecciones intrahospitalarias y de bacterias. Por último, se quieren copias de de las hojas de laboratorio donde se reflejan los resultados de la aplicación de dichos protocolos.

El 15 de julio de 2014, después de investigar una a una otras 16 denuncias presentadas por fallecimientos relacionados con la bacteria klebsiella en el hospital Reina Sofía de Córdoba, la Fiscalía Provincial decidió archivar el caso. La Fiscalía Provincial concluyó que no había indicios de ilícito penal en cada uno de ellos, por lo que archivó las denuncias. Desde entonces se han ido presentado querellas a título particular que ya suman cuatro. Además, en noviembre se constituyó una asociación de afectados en Córdoba.

Etiquetas
stats