El PP de Córdoba se la juega: apuesta casi total por Casado

Bellido, Nieto, Torrico y Verónica Martos, en una furgoneta camino del congreso del PP en Madrid.

Al mediodía de este sábado, los populares sabrán ya el nombre de su próximo presidente del partido: Soraya Sáenz de Santamaría o Pablo Casado. Dependiendo de quién sea el elegido, el futuro del PP de Córdoba pintará de una manera o de otra. Después de que sus militantes votaran de manera mayoritaria por María Dolores de Cospedal (que quedó tercera a nivel nacional), ahora la inmensa mayoría de los compromisarios cordobeses lo hará por Pablo Casado.

Antes de la votación de los militantes, los apoyos a Pablo Casado entre los populares cordobeses no eran muy numerosos. Curiosamente, el que más lo defendió entonces, el portavoz del PP en la Diputación, Andrés Lorite, no ha sido elegido como compromisario y no podrá redoblar su apuesta en el congreso que se celebra en Madrid durante todo este fin de semana.

Tras la caída de Cospedal, poco a poco, día a día, los cordobeses que la apoyaron se inclinaron por Pablo Casado frente a Soraya Sáenz de Santamaría, en lo que se interpretaba también como un pulso interno frente al líder del PP de Andalucía, Juanma Moreno, apoyo máximo de la exvicepresidenta del Gobierno. De hecho, José Antonio Nieto, que sigue teniendo mucho poder dentro del partido y cuya opinión es quizás de las más escuchadas, se inclinó por Casado, tras haber sido parte de la candidatura de Cospedal.

Pero no todos los compromisarios cordobeses van con Casado. Rafael Merino, diputado y exalcalde, lo hará con Soraya Sáenz de Santamaría. Lo está haciendo desde el principio del proceso de elección del sucesor de Mariano Rajoy. Y por supuesto que lo ha mantenido. Además, el voto es secreto y aunque ni lo han hecho público ni lo van a hacer, algunos (muy pocos) compromisarios que apostaron por Cospedal en Córdoba votarán por Santamaría.

Sin embargo, la inmensa mayoría de los compromisarios del PP de Córdoba irán con Casado. Muchos vincularán su futuro a su victoria. Pese a las llamadas a la integración después del congreso provincial, las heridas, como ocurre con el PSOE, seguirán abiertas. Y una victoria de alguno de los dos condicionará y mucho la inminente candidatura que hay que hacer al Parlamento de Andalucía (donde el PP se juega mínimo cuatro parlamentarios por Córdoba), y después la lista completa que acompañará a José María Bellido en su intento por alcanzar la Alcaldía de Córdoba.

Etiquetas
stats