¿Me pone una cervecita ecológica, por favor?

.
Una veintena de productores participan en el Ecomercado de Biocórdoba

Cerveza de malta ecológica; queso puro de cabras alimentadas con hierbas silvestres y una mínima dosis de piensos naturales; aguacates y mangos tropicales cultivados en Málaga bajo todos los preceptos de la sostenibilidad. El Ecomercado de Biocórdoba, la feria de productores de alimentos ecológicos de Córdoba, abrió ayer sus puertas. Los visitantes pueden adquirir estos y otros muchos productos en la veintena de puestos instalados en uno de los patios de la sede de la Diputación en el palacio de la Merced. Esta institución, junto a la Junta de Andalucía, la Asociación de Empresas con Productos Ecológicos de Andalucía y el Comité Andaluz de Agricultura Ecológica, organizan estas jornadas sectoriales y el mercado, que permanecerá abierto hasta mañana.

Juan de Dios García, propietario de La Era Ecológica, exhibe sus productos tropicales cultivos en sus apenas tres hectáreas de explotación en Vélez Málaga. García es todo un pionero. "Comencé hace más de 20 años en esto del cultivo ecológico. A mediados de los años 80 formaba parte de un grupo ecologista y estudié Ingeniería Agrícola. Ya en la facultad me interesaba este tema, cuando nadie hablaba de eso", explica detrás de su puesto.

Ha llovido mucho desde entonces y la forma de explotar y entender este negocio, también. "Se conocen muchas más técnicas de explotación. Antes éramos cuatro locos y funcionábamos con información un poco obsoleta", prosigue García mientras se acercan los primeros clientes.

Cerca de él, José Miguel Ordoñez, empleado comercial de Los Balanchares, corta y expone sus productos estrella, quesos puros de cabra elaborados con productos y técnicas ecológicas en Zuheros (Córdoba). "Nuestros quesos de esta línea utilizan un cuajo puramente vegetal, procedente de los cardos borriqueros de toda la vida, que mantienen todo el sabor y aportan menos grasas que los de origen animal", comenta.

Al otro lado del patio, cruzando los aceites de oliva, los puestos que más sonrisas despiertan: cerveza, destilados y vinos. Tomeu Salleras, mallorquín de origen pero afincado en Málaga, muestra sus productos. Es agricultor, pero cuando la tierra no le ofrece sus frutos de temporada, se convierte en una suerte de distribuidor concienciado. Afirma que solo trabaja con marcas y empresas de las que sabe que son respetuosas al 100% no solo con el medio ambiente sino también con las comunidades asentadas en el entorno. Una de ellas es Neumarkter Lammbsräu, que produce varias línea de cerveza y refrescos ecológicos cuidando de los productores de la zona,

Córdoba es una de las potencias españolas en producción ecológica. Y ningún sector escapa a esta forma de entender la agricultura y la ganadería. Tampoco la viticultura de Montilla Moriles. Bodegas Robles es, sin duda, el referente. Su responsable es Francisco Robles, quien en 2009 decidió que la bodega que estaba en funcionamiento desde 1927 ofreciese caldos autóctonos, basados en la uva Pedro Jiménez, con plena garantía ecológica. "No es que sea más difícil, pero la agricultura ecológica requiere de más observación. Tienes que tener muchas más variables en cuenta y comprobar como se desarrolla el producto para interactuar con él. tal vez al principio sí tenga mucho más trabajo, pero luego merece la pena".

Etiquetas
stats