El Pleno aprueba su presupuesto con PP y UCOR en contra

.
Tenso debate en el Ayuntamiento después de que Ciudadanos se incorporase al acuerdo de PSOE, IU y Ganemos | El PP insiste en que las cuentas son “una chapuza”

El cogobierno de PSOE e IU ha logrado aprobar sus primeros presupuestos en el Ayuntamiento de Córdoba con el único rechazo de los 11 concejales del PP y el único edil de Unión Cordobesa. En un Pleno atestado de público, difícil de gestionar con diversas interrupciones, aplausos y alguna descalificación, el cogobierno trató de situar al PP como el único grupo que rechaza las nuevas cuentas municipales, tras lograr el apoyo de Ganemos y su asamblea, primero, y de los dos concejales de Ciudadanos, después.

El debate fue tenso, con constantes reproches. El PP insistía en su discurso de que el presupuesto era “una chapuza”, según insistía constantemente su portavoz, José María Bellido, que acusaba al cogobierno de hacer unas cuentas “ficticias” en inversiones al prever 11,5 millones que, según dijo, no se pueden financiar. Enfrente, tanto PSOE como IU (a cuya formación corresponde la elaboración de los presupuestos) atacaron a los populares. “Ha pinchado en hueso, señor Bellido”, llegó a decir el concejal del PSOE, Emilio Aumente. “Usted no se aclara, señor Bellido. En diciembre dice que es el presupuesto de la izquierda radical, luego que es igual al suyo y finalmente que hay que retirarlo”, reprochó Doblas.

La postura más sorprendente de la mañana fue la de Ciudadanos. Su apoyo, firmado ayer, a los presupuestos provocó reacciones hasta en el PP. “Posición veleta”, llegó a afirmar en las intervenciones previas José María Bellido. El portavoz de la formación naranja, José Luis Vilches, quiso insistir en su cambio de rumbo en que “estoy un poco cansado de que estemos todos contra todos. Teníamos que llegar al consenso de hacer un presupuesto de ciudad. Hay que olvidar y abandonar el todos contra todos”, insistió. Además, Vilches instó al PP a sumarse al acuerdo o al menos a intentarlo. “La ciudad también necesita al PP”, insistió.

Hasta primera hora de la mañana, el equipo de gobierno intentó sumar al acuerdo de los presupuestos al único concejal de Unión Cordobesa, Rafael Carlos Serrano. Sin embargo, el edil, que pertenece al grupo mixto, rechazó el acuerdo. “Nos hemos encontrado una postura que no admite cambio alguno en los presupuestos y que por tanto no puede llegar a acuerdos. Nos encontramos con un no a todo”, insistió, antes de anunciar su rechazo a las cuentas.

Ganemos firmó a primera hora su acuerdo a estos presupuestos con el cogobierno. Los concejales de la agrupación de electores quisieron que se notase también su sello, como ayer hizo Ciudadanos, y los compromisos que ha logrado arrancar a PSOE e IU a cambio de su voto. También destacó el “giro social” de las cuentas con las partidas para emergencia social. Además, insistió en que el presupuesto cumple el acuerdo de gobernabilidad y las famosas 51 medidas que firmaron con PSOE e IU.

El PP sostuvo su discurso del día anterior, presentó enmiendas e insistió en que la inversión prevista no se iba a poder realizar. El portavoz popular reprochó a casi todos los grupos que se centrasen en el debate en la gestión del mandato anterior. “Se sienten cómodos atacando al PP”, dijo. Aparte, insistió en que “a día de hoy saben que si mañana está esto aprobado no se va a poder firmar. Si no se soluciona, la responsabilidad será suya. ¿Qué más da aprobarlo el 20 de febrero? Pero ustedes prefieren cerrarse a la realidad en una huída que lo único que nos puede llevar es a tener problemas”, clamó.

El desencuentro de Bellido con Alba Doblas fue a cuenta de la venta prevista de la antigua sede del Ayuntamiento en Gran Capitán. Doblas dijo que el PP cuadró sus presupuestas con una venta que, dijo, no se iba a producir. “Había compradores dispuestos a invertir”, defendió el popular.

Por último, el popular dijo que era “mentira” que estas cuentas tengan un marcado tinte social porque, dijo, no están aseguradas las transferencias para la ley de la dependencia por parte de la Junta de Andalucía. “En el mandato anterior el gobierno de la Nación ha dado 19 millones de euros libres y la Junta menos cuatro con la señora alcaldesa de delegada”, reprochó.

Más allá del debate y la refriega política, el equipo de gobierno, en voz de Alba Doblas, defendió los “primeros presupuestos que propician los servicios sociales y públicos. Separándose de los presupuestos del PP que lo que propiciaban eran los beneficios empresariales obtenidos de la privatización de los servicios públicos. Por eso decimos a mucha honra que estos son los presupuestos de la izquierda”, dijo.

Tras el debate llegó la votación de los presupuestos. En total, los concejales tuvieron que votar 34 veces, por las diferentes enmiendas presentadas principalmente por el PP. De hecho, los populares plantearon una enmienda a la totalidad de las cuentas que fue rechazada por todos los grupos, salvo UCOR que se abstuvo. El resto de las enmiendas tampoco encontraron apoyo y fueron rechazadas por PSOE, IU y Ganemos. Ciudadanos decidió abstenerse en todas.

El final de la votación protagonizó la anécdota de la mañana. Tras 34 votaciones, llegó la hora definitiva de votar el presupuesto. Por inercia, los portavoces de Ganemos y el PP estuvieron a punto de pronunciar un voto contrario al que querían manifestar. Tan confuso llegó a ser que la alcaldesa ordenó que se repitiera la votación para evitar dudas.

Etiquetas
stats