Plante de trabajadores de la bolsa de Sadeco a Rafael Gómez

.
El concejal estaba interviniendo en el punto en el que se discutía la dotación presupuestaria de la bolsa y de la creación de empleo cuando los trabajadores abandonaron el salón de plenos

Fue una acción por sorpresa y, cuentan los organizadores, improvisada. En el Pleno del Ayuntamiento de Córdoba se discutía una moción sobre la bolsa de trabajo de Sadeco. Tras las primeras intervenciones del equipo de gobierno, el PSOE e IU (grupos proponentes de forma conjunta, y por tanto según el reglamento los primeros en hablar), llegó el turno de UCOR, el partido de Rafael Gómez. El concejal suele tomar la palabra en las mociones referidas a empleo o economía, con un discurso casi siempre similar: que el Ayuntamiento no hace nada para que los empresarios generen empleo y que el resto de las cosas que se discuten en ese salón de plenos no tienen importancia, y por tanto, no sirven para eso, para generar empleo.

En mitad de su discurso, y después de atender las intervenciones iniciales, un nutrido grupo de trabajadores de la bolsa de empleo de Sadeco que acudieron al salón de plenos a protestar (y que lo llenaban) decidieron de forma unánime e improvisada levantarse e irse, ante el desconcierto general, mientras Gómez hablaba. El concejal acabó pronto su discurso, centrado en la generación de empleo.

El Pleno siguió adelante con su ritmo habitual. Finalmente, el PP se quedó solo en la aprobación de una enmienda a la moción (en la que se abstuvo UCOR) que reclamaba a la Junta de Andalucía que a través de sus presupuestos se dotara con cerca de 1,5 millones de euros al Consistorio para que pudiera engrosar la bolsa de empleo de Sadeco en el ejercicio de 2015.

Etiquetas
stats