Pedro Sánchez reúne a más de 300 personas en Córdoba (y a ningún cargo público)

Sánchez recibiendo el apoyo de sus simpatizantes | MADERO CUBERO

Más de 300 personas y ningún cargo público. Muchos ex, eso sí, pero ninguno en ejercicio actualmente. El candidato a la Secretaría General del PSOE Pedro Sánchez mantuvo en la tarde de este martes un encuentro con militantes socialistas en los Colegios Mayores de Córdoba. Sánchez llenó el Aula Magna del Colegio Mayor Séneca, en un acto en el que se miraba casi más con lupa quién asistía que lo que se decía (que también).

La presencia más destacada fue la de la exministra de Cultura Carmen Calvo, que presentó a Pedro Sánchez. Pero también llamó la atención la del exsecretario provincial del PSOE José Mellado (y expresidente de la Diputación y la Gerencia de Urbanismo), el excandidato a la Alcaldía Rafael Blanco, la exdelegada de Cultura Manuela Gómez, el exsenador Pedro Rodríguez Cantero o el exdiputado provincial de Cultura José Mariscal.

Pero también se incidió en lo que se dijo. Pedro Sánchez, crecido ante la semana negra de la corrupción del PP, sostuvo su "no es no" y sus constantes votos en contra para convertir a Mariano Rajoy en presidente del Gobierno. "Le dieron la abstención dijo", en referencia a los dirigentes del PSOE, que en el comité federal de octubre decidieron dejar gobernar al PP.

"Esperanza Aguirre dimitió. ¿Es más grave el caso de Ignacio González que el de Bárcenas? ¿Porqué dimite Aguirre y no Rajoy? Esto es muy serio, compañeros. Me extraña que siga siendo presidente del Gobierno y encima con la abstención del PSOE", lamentó, llevándose los mayores aplausos de la tarde.

"La gran coalición es la gran contradicción del socialismo democrático. Queremos que el PSOE vuelva a ser el partido de la izquierda en España, que es una cosa distinta", defendió el candidato, que el próximo 21 de mayo se enfrentará a la presidenta de la Junta y al exlehendakari Patxi López en unas primarias a la dirección del partido.

En Córdoba, Pedro Sánchez reivindicó el gobierno de Portugal, donde un tripartito alternativo a la derecha "está subiendo las pensiones y los sueldos a los funcionarios". Y también los acuerdos, como el de Córdoba, que permiten gobernar al PSOE con el apoyo de IU o formaciones del entorno de Podemos (a los que no nombró).

Pedro Sánchez prometió también una dirección del partido "paritaria" tras recoger el testigo del discurso de Carmen Calvo, que dijo que "no se puede ser de izquierdas si no se es feminista, y Pedro lo es". Carmen Calvo prologó a Sánchez y concluyó su discurso citando a Antonio Machado: "Las cosas o se hacen bien o no se hacen".

Pero antes sostuvo que "tenemos al partido en una encrucijada y tenemos que sacarlo de ahí mejorando esto y poniéndonos al servicio del país una vez más". Además, criticó que se quiera enfrentar a territorios entre socialistas o hacer luchas por abanderar el feminismo.

Etiquetas
Publicado el
25 de abril de 2017 - 23:09 h
stats