¿Qué ha pasado en Ganemos?

Asamblea de Ganemos, en la que fue elegida la directiva dimitida.

Es la gran pregunta que ronda por Capitulares desde el martes. ¿Qué es lo que ha pasado para que dimitan los dos portavoces y toda la secretaría técnica de Ganemos Córdoba? La respuesta no es fácil, aunque podría ser simple: una mezcla de todo un poco.

La semana en el seno de la organización Ganemos Córdoba, clave para sustentar al equipo de gobierno en el Ayuntamiento, ha sido intensa. Arrancó el lunes con la reunión de la comisión de seguimiento del pacto de gobierno, donde ya empezó a notarse que algo pasaba. La comunicación entre los que dimitieron el martes y, sobre todo, el grupo de concejales de Ganemos no era la mejor. Lo anotaron los miembros de PSOE e IU a la salida: “creemos que les falta información”, llegó a decir la portavoz del PSOE, Carmen González, al comprobar cómo había puntos del pacto que los ahora dimitidos consideraban incumplidos que sí que estaban hechos e informado los concejales de Ganemos.

Al día siguiente, martes, todo se precipitó. Siete de los dimitidos decidieron firmar una carta de renuncia conjunta, exponiendo los mismos motivos. Solo uno de los dos portavoces, Ángel Gómez Puerto, optó por firmar una carta propia, similar a la de los siete dimitidos pero más contundente y crítica con la agrupación de electores.

Tras la dimisión, rápidamente un grupo de militantes de la organización salió al paso para hacer lo que siempre han hecho los partidos: negar la existencia de una crisis interna, hablar de normalidad y asegurar que todo sigue bajo control. Entre ellos, los cuatro concejales, que en esta ocasión han hecho piña ante lo que es una innegable crisis interna.

De fondo, suena el viento de Podemos. La dirección andaluza no quiere pactos con el PSOE y la nueva dirección cordobesa, dirigida por Jorge Hidalgo, ha sido especialmente crítica con los socialistas en los últimos días. Incluso realizó unas declaraciones antes de la reunión de la comisión de seguimiento del pacto de gobierno que molestó especialmente a IU, que cogobierna con el PSOE, pero también a muchos de los dimitidos.

Este viernes, los militantes que ahora dirigen Ganemos negaron la mayor: Podemos no tiene nada que ver en lo que ha pasado. Pero nadie niega en privado que la formación morada manda sus mensajes, que son atendidos por muchos miembros de Ganemos, que son militantes de Podemos.

A partir de ahora, muchos piensan que Ganemos se va a enrocar. Firmó el pacto de gobierno con unas 51 medidas que según la mayoría de la organización se están cumpliendo de manera lenta, pero al menos se sigue su guión. Sobre la mesa estará, a la vuelta de las vacaciones, la elección de una nueva dirección que será la que tenga que dirigir otra asamblea clave: la que decida si se aprueban o no los presupuestos del Ayuntamiento para el año 2018.

Etiquetas
stats