Paralizado el desahucio de una mujer que ocupa una casa

María del Mar Jiménez y activistas de Stop desahucios
Stop Desahucios ha logrado que se dé diez días de plazo antes del desalojo | la entidad financiera puede ratificarse en el lanzamiento o negociar el alquiler social que reclama la familia

El titular del juzgado número dos de Primera Instancia de Córdoba ha paralizado el desahucio previsto para esta mañana de una familia que lleva tres meses ocupando una casa vacía, propiedad de Cajasur. El magistrado da diez días de plazo para que o bien la entidad se ratifique en su intención de desalojar a la madre y sus tres hijos; o se abra a la negociación que reclama Stop Desahucios y que persigue un alquiler social de la vivienda. La casa, de una planta y que se encontraba en muy mal estado, se ubica en el Campo de la Verdad, en la calle Secunda Romana, 24.

María del Mar Jiménez Marín, de 35 años, parada y con tres hijos a su cargo de 16, 15 y 4 años ocupó la vivienda en junio. "Me acababa de separar, había vivido toda la vida en una casa de los padres de mi expareja y me tenía que ir de allí. He pedido viviendas a Vimcorsa pero no le logrado nada, así que los vecinos me dijeron que esta casa era de un banco y que llevaba vacía más de diez años. Y me vine", contaba esta mañana.

María del Mar explica que la casa se encontraba en un estado lamentable, con los techos caídos, las paredes levantadas y con todo tipo de goteras y humedades. "Poco a poco, con ayuda de los vecinos, la hemos ido arreglando y poniéndola bien", explica enseñando las paredes recién pintadas de blanco del pequeño salón de entrada a la casa.

Al día siguiente de ocupar la casa, María del Mar afirma que fue a las oficinas de Cajasur a comunicárselo a la entidad. "Quería contárselo y decirles que por favor me pusiesen un alquiler social porque solo tengo los 450 euros que me pasa mi expareja como pensión para mis hijos". No logró su objetivo y un mes después, el 25 de julio, una comisión judicial acudió a su casa a proceder al desahucio. "Lo que ocurre es que la orden estaba dada a nombre del propietario original y como me encontraron a mí no pudieron echarme", recuerda.

Para entonces, María del Mar ya se había puesto en contacto con la plataforma Stop Desahucios para contarle su caso. "Iniciamos un proceso negociador pero Cajasur, como nos ha ocurrido otras veces, se ha cerrado en banda", lamenta el portavoz de la plataforma Rafael Cidres. La entidad, cuenta Cidres, "afirma que no puede negociar ahora mismo porque posee la propiedad del inmueble pero no la posesión del mismo". Pero Stop Desahucios no entiende esa disquisición. "Pedimos que Cajasur negocie para que María del Mar se pueda quedar en esta casa a cambio de un alquiler social. O que se le tramite el alquiler en otra vivienda de Cajasur", continúa Cidres.

A lo que no están dispuestos en Stop Desahucios, que defiende la ocupación de viviendas propiedad de los bancos para aquellas personas sin casa, es a que la mujer y sus tres hijos tengan que abandonar su hogar para entablar un diálogo. "Eso también se nos ha pedido y eso no lo vamos a permitir. ¿Dónde va a ir esta familia?", se pregunta el portavoz. Por eso, esta mañana, una treintena de personas ha rodeado la vivienda dispuestos a encadenarse para evitar el desalojo. No ha sido necesario tanto. La orden de paralización del juez abre un plazo de posible negociación. "Es una gran noticia", reconoce Cidres, "esperamos que la entidad se siente a hablar con nosotros y que María del Mar pueda quedarse en su casa".

Etiquetas
stats