Organizan una limpieza ciudadana de las zonas de la Ribera donde no actúa Sadeco

Dos trabajadores, junto al Guadalquivir | MADERO CUBERO

Opi y José, una pareja que suele pasear a su perro Guru a diario por la zona sur de la Ribera del Guadalquivir ha dicho ¡basta! y ha decidido hacer el trabajo que consideran que corresponde a las administraciones organizando una limpieza ciudadana de esta zona, en la que, por un conflicto de competencias entre la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir y Sadeco, se lleva acumulando la suciedad desde hace mucho tiempo.

Demasiado para Opi, una joven de Manchester que es la que, a través de las redes sociales y de su empresa, Open the door Events, ha decidido intentar sacar algo positivo de una situación que va “de mal en peor”. “Hubo un punto en el que dije: 'Yo ya no voy más por allí, porque me provoca malestar ver la zona en tan mal estado'. Pero finalmente se me ocurrió hacer algo positivo para dar ejemplo”, explica la joven a este periódico.

Ese “algo positivo” ha acabado siendo una limpieza ciudadana del cauce del río en la zona que va desde el Puente de San Rafael hasta el Jardín Botánico, una zona de naturaleza casi salvaje a apenas unos metros del casco histórico, pero en la que la suciedad y los desperdicios humanos se acumulan, en su mayor parte, por la dejadez de los jóvenes que deciden ir allí a hacer botellón, y en parte por los pescadores que usan el pequeño embarcadero y cuya huella es palpable en el entorno.

Así que, a través de las redes sociales, especialmente Whatsapp, Instagram y Facebook, Opi y José comenzaron a convocar a sus amigos a hacer una limpieza de la zona por la que corretea su border collie a diario, con la idea de que, si cuaja, se haga todos los meses y así generar conciencia y rehabilitar este área. Una iniciativa que cuajó pronto entre sus amigos y a la que se ha sumado la repostería Martina Cakes, que ofrecerá descuentos a todos los participantes en la actividad. La limpieza será este sábado a las 9:30 -Opi y José ponen las bolsas y aconsejan llevar guantes y ropa cómoda-, y el grupo -en el que ya hay apuntadas más de 20 personas- partirá del Puente Romano e irá recogiendo residuos a su paso.

“Sabemos que esto no va a resolver el problema de la suciedad, pero esperamos que la gente se de cuenta de que aquello es su hogar y tiene que protegerlo”, afirma Opi, que espera que los jóvenes empiecen a sentir que aquella zona bien merece un poco de respeto.

A Opi le preocupa particularmente la cantidad de basura que acaba en el Guadalquivir, un río cuyo cauce lleva años en un limbo jurídico en lo que respecta a su mantenimiento porque el Ayuntamiento y la Confederación Hidrográfica no se ponen de acuerdo sobre qué administración debe encargarse de ello. Hasta ahora, la CHG ha venido haciéndose cargo cada cierto tiempo de limpiezas periódicas, pero vecinos y ecologistas llevan años demandando algo más que una limpieza al año.

Por su parte, la Junta de Andalucía se mantiene al margen y el PP, que ahora está en el Ayuntamiento, de momento no se ha pronunciado, si bien cuando estaba en la oposición, hace poco más de un año, presentó una moción para que fuera el Consistorio el que abordara “con rapidez y urgencia” la limpieza del río Guadalquivir a su paso por la capital.

Etiquetas
stats