Oigan, ¿entonces cuándo deja de llover?

Río de paraguas en una jornada de la Fiesta de los Patios bajo la lluvia | MADERO CUBERO
Aemet prevé que a partir de este viernes y poco a poco las lluvias vayan abandonando la provincia y dejando paso al sol, que será ya pleno desde el domingo, con una progresiva recuperación de las temperaturas máximas

Es la pregunta del millón en Córdoba. ¿Cuándo deja de llover aquí? Este miércoles, cuando salió el sol por la mañana durante unas horas, muchos esperaban que por fin la humedad, la lluvia permanente y hasta el frío que está haciendo diese paso a un tiempo más habitual en 11 de mayo. Pero no, falsa alarma. La lluvia se quedó y lo hará al menos hasta la tarde del viernes o incluso el sábado, cuando poco a poco los cielos se vayan abriendo.

A partir de ahora, y tras las intensas lluvias de este miércoles, la tendencia es a que las precipitaciones sean en forma de tormenta en cualquier punto de la provincia. Con el paso de los días, las tormentas irán perdiendo intensidad hasta que por fin el domingo sea ya una jornada plenamente luminosa en la que ya empiece a dominar el sol y a subir la temperatura.

En estos días, las máximas han sido anormalmente bajas y desde la semana pasada y su breve episodio de minicalor nunca se han superado los 20 grados. El domingo ya se espera que el termómetro coquetee con los 24 grados y a partir de entonces que poco a poco se vaya recuperando, hasta ir llegando a niveles más habituales para esta época del año.

Mientras tanto, este excepcional episodio de lluvias ha dejado registros mucho más numerosos de los habituales para un mes de mayo en Córdoba. De momento, en el observatorio de la capital se han superado los 80 litros por metro cuadrado desde que arrancó el mes de mayo, cuando lo habitual son 40 litros.

La previsión a largo plazo y lo que pueda ocurrir en la Feria no está claro. En principio, los modelos ofrecen previsiones no demasiado concretas en los que no se descartan ni la posibilidad de que regresen las tormentas ni de que finalmente vuelva a hacer calor. En principio, y como ocurría con las previsiones de la pasada Semana Santa, la palabra que mejor puede definir qué puede pasar en Feria a estas alturas es una: incertidumbre.

Etiquetas
stats