Las obras en la calle Capitulares concluirán esta semana

Un operario activa un semáforo en la calle Claudio Marcelo esquina con Capitulares | MADERO CUBERO

Siete meses después, las obras de reforma de la calle Capitulares concluirán esta misma semana. A la reforma de la calle solo le quedará un remate: instalar todas las barandas previstas en los escalones de entrada a la sede del Ayuntamiento. Sin embargo, y para respiro de los comerciantes de la zona, el grueso de las obras llegará a su fin esta misma semana, según han confirmado fuentes municipales.

Las obras en la calle Capitulares comenzaron en agosto de 2016. Entonces, ya se habló que su plazo máximo era de siete meses, pero que se iba a intentar que estuvieran listas para las navidades. En el mes de noviembre ya se asumió que los trabajos no iban a estar acabados tan pronto. Entonces, la dirección de la obra confirmó que hasta febrero no concluirían.

Los trabajos han sido financiados a cargo del Plan Turístico de Grandes Ciudades, en el que han aportado fondos tanto la Junta como el Ayuntamiento. Las obras han sido ejecutadas por la UTE formada por Sepisur XXI y Sitesur y han tenido un coste aproximado de 800.000 euros.

En estos siete meses, se ha ejecutado casi todo lo previsto. Se ha quedado en el tintero el soterramiento de contenedores, previsto en la esquina de Diario de Córdoba. Sin embargo, finalmente el Ayuntamiento ha optado por construir un cuarto frío en la fachada del ya antiguo aparcamiento de vehículos oficiales de la misma calle Capitulares. Como mejoras, la empresa ha asumido el cambio de toda la solería de la planta baja del Ayuntamiento, donde está previsto instalar ahora una nueva sala de prensa y actos públicos.

Mientras, las obras concluirán esta misma semana sin que el Ayuntamiento sepa aún si finalmente va a optar por la peatonalización completa de la calle o en cambio hace caso a vecinos y taxistas, que reclaman que al menos el transporte público pueda transitar por la vía, como ya lo hacen autobuses y taxis por el Paseo de la Ribera.

El Ayuntamiento tiene previsto tomar una decisión definitiva en los próximos días, después de haberse reunido con los comerciantes, los vecinos y también los responsables del transporte público. Mientras tanto, y a falta del último remate (la instalación de las barandas de los escalones y la plantación de los últimos árboles no recomiendan que la calle se abra al tráfico) la calle permanecerá cerrada. Aunque ya no tendrá las molestas vallas actuales.

Etiquetas
stats