La nueva vida cordobesa de dos tigres de bengala rescatados de un circo

Amparo Pernichi en el zoo de Córdoba | RAFAEL MELLADO
El zoológico cordobés se amplía con la llegada de cinco lobos ibéricos procedentes de Peña Escrita y dos hembras de cocodrilos enanos

Como si de una segunda oportunidad se tratase, Kai y Radja han llegado al parque zoológico de Córdoba procedentes de un pequeño circo francés que dejó de actuar con ellos en 2006. Desde entonces, vivían en pequeñas jaulas individuales de un viejo trailer de circo. Ahora lo hacen en unas modernas instalaciones en el parque zoológico de Córdoba que tratan de recrear el hábitat original, que poco a poco se está perdiendo.

Esta pareja de tigres forma parte de la nueva remesa de animales que ya viven en el zoológico de Córdoba, junto a un grupo de lobos ibéricos (cinco ejemplares procedentes del parque natural de la Peña Escrita, gracias a un convenio con el Ayuntamiento de Almuñécar) y dos hembras de cocodrilos enanos procedentes del zoológico de Barcelona.

Para la llegada de estos animales, el Ayuntamiento ha rehabilitado sus recintos. En concreto, en el recinto de los lobos se ha intentado recrear un paisaje de monte mediterráneo propio del hábitat del lobo ibérico y se ha realizado una reproducción del ecosistema de Sierra Morena, donde podrán reproducir sus comportamientos naturales.

El recinto de los cocodrilos enanos africanos está adaptado a los requerimientos propios de dicha especie, con espacios de sombra, piscina y arenero. Dispone de dos cubiles independientes con piscina y calefacción en su interior para el caso en que dichos ejemplares pudieran entrar en confrontación (al ser ambos ejemplares hembras). La instalación es una representación de las orillas de los ríos de las zonas selváticas de África Central, compaginando zonas de agua y superficies de arena.

La reforma acometida en el recinto de los tigres de Bengala ha llevado consigo el cambio de cristales y la mejora en el sistema de drenaje para evitar así la formación de charcos y barrizales. El recinto de los tigres reproduce un bosque tropical asiático. Incluirá plataformas elevadas, así como troncos como elementos de juego y naturalización.

Los tigres de bengala han llegado al zoológico de Córdoba gracias a la colaboración del Centro de Rescate AAP Primadomus, que cedió ambos animales tras comprobar que el Zoo de Córdoba cumple los altos estándares de calidad y bienestar animal que para su cesión exigen.

Los problemas de conservación sobre el tigre de Bengala se ciñen principalmente sobre la destrucción de sus hábitats, que siguen siendo ocupados por los seres humanos. Además se ven amenazados debido a las actividades humanas como por ejemplo la contaminación ambiental y el calentamiento global. La falta de diversidad en la reserva genética es otra gran preocupación en la conservación de los tigres, ya que todavía se están reproduciendo con especies que están estrechamente relacionadas entre sí geneticamente. Las últimas de las amenazas a las que se ve sometida dicha especie siguen siendo la caza furtiva y el comercio ilegal, por el gran valor que adquieren sus pieles en el mercado negro.

Etiquetas
stats