Sin noticias de Uber: los conductores de Ares Capital siguen en ERTE sin fecha de vuelta

Un coche de UBER por una avenida de Córdoba | MADERO CUBERO

Han pasado cuatro meses y medio desde que la aplicación de transporte con conductor Uber dejó de estar activa en Córdoba. Lo hizo después de que las empresas concesionarias de VTC con las que trabajaba a nivel nacional y en Córdoba, Ares Capital y Moove Cars -ambas pertenecientes al fondo de inversión King Street Capital- solicitaran acogerse a un ERTE para sus trabajadores.

Desde entonces, poco o nada ha trascendido sobre la vuelta a la actividad de Uber en una ciudad que, a principios de año, contaba con 75 licencias de VTC activas, pero en la que la aplicación no había llegado a triunfar, comparada con su éxito en otras localidades.

En cualquier caso, trabajo había. Es lo que cuentan a este periódico algunos de los conductores de Ares Capital y Moove Cars que, tras cuatro meses en ERTE, no han recibido notificación alguna por parte de estas empresas sobre la vuelta a la actividad.

“Hemos visto que en Málaga y en Sevilla han vuelto a circular. Pero a nosotros no nos han comunicado nada”, explica Ramón -nombre ficticio-. Se trata de un conductor veterano en la compañía, y que reconoce que no ve viable que vuelva a la carretera, como mínimo, hasta septiembre u octubre.

“Es que en agosto no tiene sentido volver”, remarca este profesional, que lleva desde el mes de marzo acogido a un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE). Él ha cobrado, aunque ha habido algunas filiales de estas empresas que han tenido más problemas para sacar adelante los ERTE con el Ministerio. Por ejemplo, a Moove Cars en la Comunidad de Madrid se le denegaron tres expedientes que afectaban a un buen número de conductores.

Otro de los chóferes, Rafael -nombre ficticio también- estaría encantado de volver a trabajar. “Al fin y al cabo, el transporte de pasajeros se decretó servicio público desde el principio. Yo creo que algo de trabajo habríamos tenido, pero bueno...”, suspira el conductor, que mira con cierta envidia a sus compañeros de Málaga, donde parte de la plantilla volvió a la carretera a mediados de julio.

No obstante, Rafael remarca que, por lo que ha leído, las condiciones de la vuelta al tajo puede que sean distintas a las que había antes de la crisis. “En Málaga están volviendo a trabajar los conductores que tienen una cochera, porque ya no se pueden usar las instalaciones de la empresa. Se supone que allí iban a liberar antes a los veteranos, pero no ha sido así”, explica este conductor, que no sabe si ese modelo es el que se va a aplicar en Córdoba cuando finalmente la aplicación de Uber vuelva a estar activa.

Etiquetas
stats