Nieto considera que el debate en el Parlamento por la Mezquita fue “estéril”

José Antonio Nieto, durante su intervención en la Comisión de Hacienda.
El regidor asegura que “no obtuvimos ninguna respuesta” por parte de la Junta de Andalucía sobre “qué tipo de acción quiere hacer”

El alcalde de Córdoba, José Antonio Nieto, y parlamentario del PP no salió nada satisfecho del debate que ayer protagonizó en el Parlamento de Andalucía, durante la Comisión de Hacienda. El regidor, que solicitó la comparecencia de la consejera de Hacienda, María Jesús Montero, para conocer lo que piensa la Junta de Andalucía sobre el debate por la titularida de la Mezquita Catedral de Córdoba consideró que el debate fue “estéril”, ya que a su juicio “no obtuvimos ninguna respuesta” del gobierno andaluz “ni sobre qué asuntos se van a abrir con el informe jurídico que se ha encargado” o “qué tipo de acción quiere hacer” la Junta de Andalucía.

Nieto ha insistido en que la polémica en torno al nombre de la Mezquita es artificial, al considerar que “en Córdoba hay muchas personas que sólo la llaman Mezquita” y que por otra parte “en la publicidad” de la Iglesia Católica “se le llama Catedral”. “Esa es la realidad”, insistió, al tiempo que agregó que “se está transmitiendo la sensación de que existe un conflicto que no debería haber”, al asegurar que por ejemplo se está despertando el interés de muchos medios de comunicación internacionales.

El regidor, además, asegura que quiere mediar entre la Junta de Andalucía y el Cabildo Catedralicio para que cese la polémica ya que “Córdoba siempre ha sido una ciudad conocida por la concordia”, expresó.

Durante su intervención de ayer, la consejera de Hacienda dijo que “la Junta tiene mucho que decir”, pues la Mezquita-Catedral de Córdoba forma parte del Patrimonio Histórico andaluz, según el inventario de bienes transferidos a la Junta por el Estado en su día. Además está catalogada como Bien de Interés Cultural, de modo que “cualquier intervención en el monumento requiere de la autorización de la Junta, tanto desde el punto de vista material como en relación con los valores simbólicos e inmateriales del bien”.

Durante su intervención, ha descartado realizar una valoración religiosa tras la polémica suscitada en la ciudad de Córdoba que evidencian el malestar de la sociedad civil y su posicionamiento en defensa del monumento como un bien público. Se trata de “un debate de interpretación de una norma y de las competencias que por ley tiene que ejercer el Gobierno andaluz”, ha manifestado. No obstante, apuntaba que “es compatible que la Mezquita-Catedral sea un monumento de todos los ciudadanos con la gestión que, en estos momentos, está ejerciendo y puede seguir ejerciendo la Iglesia”.

La consejera ha concluido con una llamada al consenso en la defensa del interés general y evitar polémicas en torno a un bien público de esta naturaleza, que atiendan al conjunto de la sociedad civil al margen de confesiones religiosas.

Etiquetas
stats