Un 'narcovelero' pagado al contado y con acento cordobés

Imagen del abordaje del velero cargado de cocaína
La Policía traslada al puerto de Vigo la embarcación que empleaba la banda de narcotraficantes desarticulada en Galicia y en la que un cordobés coordinaba las acciones en Andalucía | Por el momento, se han incautado 600 kilos de cocaína ocultos en el barco

El Silver Black ya está en el puerto de Vigo. Tras ser abordado la pasada semana por efectivos del Cuerpo Nacional de Policía en alta mar, ayer comenzó el registro del narcovelero, que era usado para transportar un gran alijo de cocaína- por el momento 600 kilos- procedente de Colombia. La Operación Santa, que avanzó este medio, ha permitido la desarticulación de una red de narcotraficantes, a escala nacional, en la que se ha detenido a 19 personas. Entre ellas figura un cordobés que, según la información de los medios de comunicación gallegos, era el encargado de coordinar, desde la localidad de Peñarroya, las acciones de la banda en el sur de España, donde se han incautado más de 6.000 kilos de hachís en tres operaciones en el Mediterráneo.

Fue precisamente en Andalucía, más concretamente en Almería, en donde los traficantes se hicieron con la embarcación que, según una nota de la Policía, fue pagada al contado con el dinero procedente del narcotráfico, lo que da una idea del potencial económico de la banda desarticulada, presuntamente vinculada al histórico clan de Los Peques, ubicado en tierras gallegas y que habría iniciado una conexión con el sur de España, donde, además del arresto en Córdoba, se han producido otros cuatro en Almería y uno en Badajoz.

Abordado al noroeste de las Islas Azores, el velero se adquirió en la localidad almeriense de Aguadulce. Según la nota policial, en el mes de septiembre de 2014 se inició la investigación sobre una organización de narcotransportistas gallegos especializados en el transporte marítimo de hachís y cocaína hacia España. Las pesquisas se centraban en un grupo de lancheros vinculados al clan de Los Peques, quienes podrían estar preparando varias embarcaciones para dedicarlas tanto a la recogida de hachís en el Estrecho como al transporte de cocaína desde Sudamérica.

Los investigadores descubrieron que, debido a la presión policial y a las detenciones que ya habían sufrido algunos miembros de la organización investigada, ésta decidió trasladar sus lanchas y yates hacia la zona sur de España, en concreto a la provincia de Almería. Allí contaban con el apoyo de traficantes locales y con las infraestructuras necesarias para poner en marchas sus operaciones, que apuntaban a transportar hachís desde Marruecos.

Tras tres operaciones contra el tráfico de hachís, se destapó la conexión con Galicia y la inminente llegada del narcovelero con una gran cantidad de cocaína oculta. Ayer comenzó el registro de la embarcación en la que, por el momento, se han descubierto 600 kilos de droga oculta en varios puntos de la nave, en la que no se descarta que haya cerca de una tonelada de cocaína. El caso, por su importancia y el número de provincias en las que operaba la banda, será enjuiciado por la Audiencia Nacional.

Etiquetas
stats