Más de la mitad de los cordobeses de menos de 35 años sigue viviendo con sus padres

Un joven en un taller de empleo. Imagen de archivo | MADERO CUBERO

Más de la mitad de los cordobeses de menos de 35 años sigue viviendo con sus padres. Y la cifra ha aumentado en los últimos daños, según consta en el cruce de los datos del censo municipal con los del Instituto Nacional de Estadística (INE) de Andalucía.

En concreto, en 2016 el 56,6% de los menores de 35 años sigue viviendo en casa con sus padres. En total, son 82.750, sobre un total de casi 150.000. Esta cifra ha aumentado en los últimos años, según una estadística aportada por el propio Gobierno al diputado socialista Antonio Hurtado en una respuesta parlamentaria. De hecho, en 2011 el número de jóvenes de menos de 35 años que vivía con sus padres era de un 47%, menos de la mitad.

La crisis y la falta de trabajo ha hecho que muchos de estos jóvenes sean incapaces de pagarse o alquilarse una vivienda por sí mismos. Además, en Córdoba el caso es todavía más alarmante que en el resto de Andalucía. En la región, de media, el 50% de los menores de 35 años sigue viviendo con sus padres. En Córdoba la cifra es seis puntos mayor.

En cuanto a los jóvenes que han logrado emanciparse, un 61,5% vive en una vivienda en propiedad (la mayoría, hipotecados). Otro 17,3% vive en una vivienda de alquiler y 21,2% lo hace en una casa cedida por un tercero y por la que no tiene que pagar.

De hecho, no todos los jóvenes que constan fuera del domicilio de sus padres tienen porqué estar emancipados. Según la respuesta del Gobierno, “para responder a los jóvenes que residían en el domicilio familiar se tomó el número de personas de entre 20 y 35 años cuya situación en el hogar es la de hijos ya sea con sólo el padre, la madre o ambos. No están incluidas, por tanto, personas de esa edad que convivan solo con otros parientes con los que no forman núcleo familiar: abuelos, tíos, hermanos, sobrinos o no parientes”.

Etiquetas
stats