El mejor aceite de oliva del mundo, ahora en versión 'smartphone'

FOTO: MADERO CUBERO
La denominación de origen presenta unas botellas que apuestan por las nuevas tecnologías y mejorar la información al consumidor

El de Priego de Córdoba es el mejor aceite de oliva del mundo. De eso no hay duda. No lo dice ni su denominación de origen, ni sus vecinos, ni sus agricultores, ni sus políticos, ni sus cooperativistas. Lo dicen los más de 100 premios internacionales que han recibido los caldos de Priego de Córdoba en el último año (12 han sido medallas de oro o galardones máximos). Ahora, el aceite de oliva embotellado y amparado por la denominación de origen Priego de Córdoba no sólo es el mejor del mundo sino el primero de todas las denominaciones de origen en Andalucía en incorporar un código QR.

Un código QR es una especie de código de barras bidimensional destinado a ser leído por teléfonos smartphone. Muchos productos lo incluyen para ofrecer más información sobre su contenido, pero el objetivo de la denominación de origen Priego de Córdoba es que el consumidor pueda saber cuándo se recogió la aceituna, dónde, quién la molturó y cómo se envasó en la botella que está abriendo, según explicó el presidente del consejo regulador prieguense, Francisco Serrano.

De momento, los agricultores de la denomonación más laureada del mundo están apunto de iniciar la recogida de la aceituna. Cuando lo hagan, molturen sus frutos y envasen el nuevo aceite, todas las botellas amparadas por la denominación de origen incluirán este código QR y esta información. Ahora, en unas botellas de prueba, ese código conduce directamente a la web de promoción de este marco de producción.

La campaña, titulada ¿Porqué somos únicos? ¿Porqué somos diferentes?, incluye seis vídeos de promoción rodados con los verdaderos protagonistas de este marco. Un agricultor, un técnico del consejo regulador, una catadora, una vecina de la comarca y un niño ensalzan el aceite de Priego con el que han convivido desde que han nacido. El objetivo es aumentar el consumo interno en una campaña que se espera más corta que la pasada pero, al menos, con unos precios algo más elevados.

Etiquetas
stats