Luz 'verde' para un aeródromo privado en La Campiña

Una avioneta, en la pista del aeropuerto cordobés | MADERO CUBERO
La iniciativa parte de Transportes Aéreos Espejo y ya tiene el visto bueno a la declaración de impacto ambiental | La compañía concreta su decisión de abandonar "a medio plazo" las instalaciones del aeropuerto

El usuario casi único del aeropuerto de Córdoba tiene listas las maletas para abandonarlo. Transportes Aéreos Espejo ya tiene el visto bueno del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente en la declaración de impacto ambiental de su aeródromo privado, que se ubicará en las instalaciones de la compañía cordobesa en lo que hasta ahora era una pista para el vuelo de ultraligeros, en la finca de El Judío, situada a 9 kilómetros al sureste del centro de la ciudad y a 12 kilómetros al este del aeropuerto, en la comarca de La Campiña.

La resolución, publicada ayer en el BOE, parte de la secretaría de Estado de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y parece dar la 'picota' a las instalaciones del aeropuerto público cordobés, muy de actualidad en los últimos días por el informe de la UE que calificó de "despilfarro" los más de 80 millones de euros invertidos, aún sin uso, en la ampliación de la pista y el pago de expropiaciones, cuyo principal cliente es, precisamente, Transportes Aéreos Espejo, que gestiona vuelos charter y los trasplantes de órganos con destino al Reina Sofía,

La empresa cordobesa, según el texto de la resolución, comenzó a dar los pasos para su propio aeródromo en el año 2010, después de tres años de parón de las obras del aeropuerto. La decisión tomó aún más peso cuando el Gobierno anunció la limitación de horarios, por el poco uso, para las instalaciones del aeropuerto en Córdoba y, con el trámite de la aprobación de la declaración de impacto ambiental, sigue dando pasos para concretarse. A partir de ahora, y según fuentes de la compañía, los trámites burocráticos se juegan en casa, ya que el asunto dependerá de las gestiones que se realicen con la Gerencia de Urbanismo.

La actuación de la Gerencia se debe a que los suelos en los que se pretende las nuevas instalaciones están catalogados como "suelo no urbanizable, en la categoría de carácter natural o rural" por lo que para que se autoricen las obras el promotor tendrá que presentar un Plan Especial que, tras ser aprobado, se pondrá en marcha en un plazo máximo de un año.

Obras previstas

En lo que se refiere a las características técnicas de este aeródromo privado, que se ubica en La Campiña - donde defendía el PP cuando estaba en la oposición- el Boletín Oficial del Estado recoge que la pista se ampliará de los 300 a los 530 metros de longitud y doblará su ancho, de 15 a 30 metros. Junto a esto, El recinto de las instalaciones estará completamente vallado con una malla metálica de 2 m de altura, y el acceso al aeródromo permanecerá cerrado, abriéndose sólo por el personal autorizado. Aparte de la pista, también está prevista la construcción de un nuevo hangar y la instalación de depósitos de combustible con capacidad de 20.000 litros.

Acerca de los usos, estos se corresponden con las de un aeródromo privado con clasificación 1-B. El modelo de aeronave con el que se han realizado los cálculos para el aeródromo es el Air Tractor AT-802A/AT-802F. Su uso principal será como base de operación de aeronaves, bajo normas de vuelo visual diurnas (VFR), destinadas a: trabajos agrícolas, extinción de incendios forestales, formación y trabajos aéreos en general. No se propone el aeródromo para transporte comercial de pasajeros, ni están previstas otras instalaciones o actividades distintas a la principal, indica el BOE.

La declaración de impacto ambiental cuenta con el visto bueno de administraciones como la Junta, la Diputación, la Confederación Hidrográfica, entre otras, que concluyen que las instalaciones "se encuentran fuera de Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA) y de Lugares de Importancia Comunitaria".

Etiquetas
Publicado el
23 de diciembre de 2014 - 06:55 h
stats